Vicente Del Bosque recibió un homenaje de miles de personas en su ciudad natal
Archivo

Vicente Del Bosque recibió un homenaje de miles de personas en su ciudad natal

Miles de salmantinos abarrotaron la Plaza Mayor de Salamanca para rendir un homenaje a su "hijo más ilustre", el seleccionador español de fútbol, por lograr el campeonato del mundo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de julio 2010 , 06:53 a. m.

"Vicen", como es conocido en el populoso barrio de Garrido que le vio nacer, logró algo "impensable" para él, como definió ante el corporación municipal de Salamanca, ser campeón del mundo con la selección española.

Pero, además, es un "hombre tranquilo", como lo definió el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, y que desde el balcón del Ayuntamiento, en la Plaza Mayor salmantina, se dirigió a los más de tres mil ciudadanos, muchos de ellos ataviados con la camiseta de la selección española, que vitoreaban su nombre y a la selección española.

"Un salmantino sin fronteras que estoy siempre a vuestro lado", se definió Vicente del Bosque en su alocución ante los salmantinos.

Minutos antes de "agradecer" el recibimiento de Salamanca, el seleccionador español se dirigió a la corporación municipal de su ciudad, que ya le otorgó el galardón de "Hijo Predilecto" y que será entregado el 11 de septiembre, y lo hizo con "emoción" y "satisfacción", pese a ser un hombre que "no es emotivo", como él mismo reconoció.

Vicente del Bosque tuvo un momento de recuerdo para añorar las "cuatro veces" que cruzaba la Plaza Mayor de Salamanca, en la que estuvo esta mañana, para ir desde su casa, en el obrero barrio de Garrido, hasta el instituto Fray Luis de León, en la antiguamente conocida como "trilingüe", que ocupa la zona de las facultades de Salamanca en la zona antigua.

Del Bosque indicó que estaba en su ciudad para "compartir" con sus ciudadanos "el éxito futbolístico español" y aseguró que cuando su hijo Álvaro le dijo que España iba a ganar el Mundial el propio seleccionador lo vio como "algo muy lejano y muy complicado".

Sin embargo, la selección española lo consiguió y todo gracias "a los chicos, que marcaron una generación y que forman parte de un gran grupo de gente, muchos anónimos, que trabajan de esta forma por el fútbol español", dijo.

A lo largo de la mañana que pasó en Salamanca, Vicente del Bosque, ataviado con un traje azul oscuro, no dejó de tener a su lado a su mujer, Trini, que en muchos momentos mostraba más emoción que el propio seleccionador. "No soy una persona que exterioriza sus sentimientos", se justificó.

Horas antes de recibir el homenaje en su Plaza Mayor de Salamanca, cientos de niños que acuden al campus que lleva su nombre, recibían con aplausos y vítores a su "nuevo ídolo", como llegó a asegurar uno de los pequeños.

Con anterioridad, en el parque deportivo donde se desarrolla el campus recogió los aplausos de los asistentes, con algunos de los cuales se fotografió y a los que saludaba con una amplia sonrisa.

Ante los medios de comunicación, acompañados por los niños del campus, Del Bosque destacó al fútbol como el "motor del deporte en España" y animó a los más pequeños a seguir con su entrenamiento porque los hará "mejores chavales".

EFE

COMENTAR
GUARDAR