Miles de uruguayos acompañaron la caravana de bienvenida a la selección
Archivo

Miles de uruguayos acompañaron la caravana de bienvenida a la selección

A pesar del viento y las bajas temperaturas, que se acercaron a los cero grados, familias enteras se congregaron en las veredas de l

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de julio 2010 , 08:25 a. m.

A pesar del viento y las bajas temperaturas, que se acercaron a los cero grados, familias enteras se congregaron en las veredas de la ruta que siguió el autobús donde viajaron los futbolistas, en un día en que las instituciones públicas y privadas permitieron cierta flexibilidad en sus horarios.

Entre la marea de aficionados sobre sale la familia Soriano, compuesta por padre, madre y tres hijos de catorce, ocho y un año y medio, que llegó a la capital desde Colonia, a unos 200 kilómetros al oeste de Montevideo.

"Arrastré acá a toda la familia para tener una foto de Forlán", bromeó la madre, Silvina, en declaraciones a los medios.

Con un mate bien caliente en una mano, para combatir el frío, y la bandera en la otra, los ciudadanos corearon los nombres de los jugadores y sacaron fotografías del momento histórico al paso del autobús, que fue seguido por una columna de automóviles de particulares.

A algunos seguidores, como a Valeria, ni la gélida mañana les importó. "La bandera me abriga lo suficiente", dijo la joven, envuelta en el símbolo patrio.

En las ventanas de los edificios cientos de banderas y pancartas con las expresiones "Vamos Uruguay" y "Gracias, muchachos" tiñen también de color celeste el trayecto del autobús.

La selección llegó el lunes a altas horas de la noche al Aeropuerto Internacional de Carrasco, a unos 35 kilómetro del centro de la capital.

Después de recuperar las horas de sueño perdidas por un atraso de su vuelo desde Sudáfrica, los jugadores y el cuerpo técnico subieron al autobús a media mañana en el complejo deportivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol, próximo al aeropuerto.

Además del aplauso de la población, al delantero Diego Forlán, Balón de Oro del Mundial, y sus compañeros ya comenzaron a lloverles los reconocimientos, como el de Ciudadanos Ilustres anunciado por la Intendencia de Montevideo, y las medallas conmemorativas que les entregará este lunes Mujica.

El gobernante agradeció por la radio a los jugadores haber demostrado en el Mundial que es posible cambiar la vieja mentalidad uruguaya del "no se puede", incubada en las décadas transcurridas desde que logró sus dos únicos campeonatos mundiales, en 1930 y 1950, por la del "sí se puede".

En su alocución de los martes en la emisora M24, Mujica justificó el éxito deportivo del equipo de Oscar Washington Tabárez por su capacidad de "construir esfuerzos colectivos" y "volver a empezar y levantarse" siempre que ha tenido dificultades.

"Este es el mayor legado de este sueño celeste que algún día empezó, que va a continuar, a pesar de que apenas somos tres millones en una esquinita de América del Sur", apuntó el gobernante.

La caravana de la selección realizó la mayor parte de su recorrido por la Rambla de Montevideo, a orillas del Río de la Plata, y concluyó en el Palacio Legislativo, desde donde los futbolistas se dirigirán a los aficionados esta tarde.

Montevideo EFE .

Más información del Mundial de Sudáfrica 2010: www.futbolred.com/mundial .

COMENTAR
GUARDAR