Este es el balance final del Mundial de Sudáfrica 2010
Archivo

Este es el balance final del Mundial de Sudáfrica 2010

Organización general: aprobada. Sudáfrica pasa la prueba y mayoritariamente los elogios que se le han dado son merecidos. Incluso,

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
12 de julio 2010 , 05:01 p. m.

Organización general: aprobada. Sudáfrica pasa la prueba y mayoritariamente los elogios que se le han dado son merecidos. Incluso, la dirigencia política y deportiva del país ya ha hablado, seriamente, de la posibilidad de presentar su candidatura para realizar unos Juegos Olímpicos. Sin embrago, no fue perfecta y tuvo lunares notorios. .

Transporte: quizás fue este el mayor problema real de la organización mundialista, pues es realmente escaso. Es casi imposible tomar un taxi porque casi no los hay. Por lo general hay que pedirlos en los hoteles y las carreras son carísimas. No hay metro, apenas hay una línea de su versión de 'Transmilenio', no hay trenes (se inauguración una línea del aeropuerto Tambo A Soccer City). ¡Solo con suficientes taxis hubiera sido campeón! .

Trancones: Los accesos a los estadios fueron complicados. La logística y organización de parqueaderos fue caótica y en varios de los escenarios, como el principal Soccer City de Johannesburgo, tenía apenas dos vías reales de acceso lo que generó unos trancotes fenomenales. A falta de un buen sistema de transporte público, la posibilidad de ir a los escenarios obligó a la generalidad de los hinchas a usar carro particular. .

Inseguridad: No era mentira: los altos índices de robos que ostenta Sudáfrica se comprobaron durante el mes de mundial. Los 'cacos' no solo encontraron en los periodistas su objetivo sino en los turistas e hinchas. El desempleo generado por la gran cantidad de inmigrantes hace que esto ocurra. Pasa en muchos lugares del mundo y en todas las grandes urbes. .

Oficinas de prensa: En líneas generales suficientes y espaciosas. Dos de ellas muy pequeñas para el número de comunicadores que terminaron trabajando con sus portátiles en el piso. Las conexiones de red por cable funcionaron perfectamente. Las conexiones inalámbricas o por módem portátil en general fueron muy lentas. Dos lunares. No se tenía suficientes traductores de todos los idiomas entre los voluntarios y no existían una sucursal cambiaria (o bancaria) como suelen instalarse. Recibieron acreditación 3.000 periodistas de prensa escrita y de páginas digitales, 900 fotógrafos y 15.000 profesionales de radio y televisión.

Estadios: Los escenarios son de altísimo nivel, cómodos, y de alto grado de belleza arquitectónica. La mayor crítica que tuvieron fueron sus espacios de estación amiento y las vías de acceso. Ningún estadio de estos tiene nada que envidiar a los europeos. Existe el temor de que sean subutilizados a partir de hoy, por lo que se pretende darles uso continuo con conciertos, por ejemplo.

Las canchas: las bajas temperaturas hicieron que para mantener su estado se cancelaran varios entrenamientos. El pasto se quemó en varios estadios (Soccer City y Ellis Park, por ejemplo) y en varios partidos se vio como se levantaban pedazos enteros de grama y salía expulsada gran cantidad de arena y tierra. En los campos de los estadios del sur (Ciudad del Cabo y Puerto Elizabeth), además, las canchas fueron mucho más blandas por las lluvias. Oficialmente se informó que el delicado estado de las canchas se origin¿po porque el pasto no recibía la suficiente luz natural para su crecimiento por lo que se recurrió a bombillos para estimularlo. .

Beneficio país: El presidente sudafricano Jacob Zuma dijo que las inversiones realizadas por su país para hacer el Mundial se retribuyeron de inmediato. Según el mandatario, el Estado invirtió 4.000 millones de euros en estadios y que entre el primero de junio y el primero de julio hubo un aumento anual del 25 por ciento de visitantes extranjeros: 1'020.321 turistas contra 819.495 de hace un año. Y un estimativo del consumo que realizaron fue reflejado por los cálculos realizados por Visa: las compras realizadas con ese plástico sobrepasaron los 128 millones de dólares, lo que representó un incremento del 54 por ciento en el mismo período del 2009. .

HECHOS .

Vuvuzelas: El símbolo del Mundial de Sudáfrica fueron sus cornetas. Como lo había predicho Joseph Blatter, el presidente de la Fifa, este mundial tendría su sonido propio, que sonaría a África. Así fue. Todos los partidos estuvieron acompañados de esos pitidos de elefantes, también comparados con un intenso zumbido de abejas. El tema fue polémico y generó, incluso, protestas de las cadenas de TV y de varios jugadores y equipos. .

El Jabulani: El balón oficial del torneo, fabricado por la empresa Adidas, ha sido centro de fuertes críticas. Varios porteros la compararon con pelotas de plástico o de playa por la facilidad para ser movido por el aire. Técnicos como Dunga y Maradona dijeron que era muy difícil dominarlo y desafiaron a los dirigentes de la Fifa ha patearlo. Algunos expertos aseguraron, incluso, que la poca cantidad de goles de tiro libre, también obede al comportamiento de la pelota. ¡Hasta la Nasa se metió en el tema! .

Sillas vacías: fue evidente en todos los partidos que los estadios no se llenaron. Un tema, al menos, sorprendente. Los aficionados sudafricanos se quejaron de lo que para ellos era el exagerado valor de las entradas a los juegos. La Fifa aseguró que en Sudáfrica se rompió el récord de asistentes a las copas del mundo por su registro de 3,2 boletas vendidas. Aseguró que las inocultables sillas vacías se originaron porque paquetes de tiquetes adquiridos por empresas no fueron utilizados. Un lector de EL TIEMPO explicó que cuando se pusieron a la venta las boletas por Internet, los aficionados aplicaron para la compra de cuatro o cinco juegos, pero las Fifa solo aprobó una boleta (la que fue cargadas automáticamente a sus tarjeta de crédito) por lo que muchos hinchas decidieron no hacer el costoso viaje a Sudáfrica para ver solo un partido, pero la entrada se reporta como adquirida. .

Publicidad y cárcel: Uno de los hechos del Mundial fue el 'Minifaldagate' de 32 holandesas de supersexos trajes naranjas fueron detenidas por hacer publicidad camuflada para una marca cervecera (Bavaria) no oficial del torneo (la autorizada es Budweiser). Dos de ellas fueron a juicio. Al final la empresa y la Fifa llegaron a un acuerdo (secreto) con lo que se le levantaron cargos y las mujeres quedaron en libertad.

TV y audiencias: La audiencia acumulada de los 64 partidos de la Copa del Mundo se estimó en 26.000 millones de espectadores de todo el planeta, según informó la Fifa. Además, fue el primer Mundial en el que se filmaron los partidos en 3D y se ofreció señal en 11 idiomas para más de quinientos canales de 210 países.

El pulpo oráculo: Paul, el octópodo que vive en el Acuario de Oberhausen (Alemania), se robó el show mediático al 'pronosticar' sin fallas los resultados de la selección de Alemania en este Mundial. El procedimiento era simple: se le puso comida (preferiblemente ostras) en urnas marcadas con los nombres y las banderas de los equipos en disputa: de la que se alimenta primero es su escogida. Ya lo había hecho en la pasada Eurocopa del 2008, cuando solo fallo en la final ('predijo' que Alemania derrotaría a España). Esta vez no falló ni el vaticinio final entre España y Holanda.

FÚTBOL .

Sin positivos: Todos los análisis antidoping realizados hasta ahora (FALTA LA FINAL) en el marco del Mundial de Sudáfrica dieron negativo. En cada partido del Mundial, dos jugadores de cada equipo tomados al azar se someten a un análisis de orina y de sangre. Antes del campeonato se realizaron 256 controles en entrenamientos sin resultados positivos.

Arbitraje y tecnología: como siempre, polémico. El punto máximo de críticas ocurrió en los partidos Alemania-Inglaterra (gol de Inglaterra que no se convalidó) y Argentina-México (gol de argentina en fuera de juego que se repitió en las pantallas gigantes del estadio), para completar ambos el mismo día. La Fifa retiró de inmediato a las ternas implicadas y anunció que la posible utilización del balón con chip para determinar si cruzó la línea de meta o del video se debatiría nuevamente.

La lora del gallo: El escandalazo de Francia marcó la primera ronda del Mundial. El delantero Nicolás Anelka insultó a su técnico Raynmod Domenech cuando este los relevó en el entretiempo del partido con México. Fue expulsado del equipo, lo que originó que sus compañeros, aparentemente liderados por Gallas y Ribery, hicieran una huelga para no entrenar. Francia fue eliminada en la primera ronda. Un asunto que llegó a la más altas esferas del Gobierno y el Parlamento francés. .

Nuevo récord: el entrenador brasileño Carlos Alberto Parreira al sentgarse en el banquillo de la local Sudáfrica se convirtió en el entrenador con más mundiales dirigidos en la historia. Ya lleva seis: España-82 (Kwauit), Italia-90 (Emiratos Árabes), Estados Unidos-94 (Brasil), Francia-98 (Arabia Saudí), Alemania-06 (Brasil) y ahora. Superó al serbio Bora Milutinovich que lleva 5. .

Goles y nivel de juego: La tan baja producción ofensiva de la primera ronda y el escaso nivel de juego en esa fase hizo tener que este sería el peor Mundial de la historia. Sin embargo, desde los octavos de final el torneo ganó en juego, en emociones, en partidos interesantes y en partidos de mayor calidad. El promedio de gol fue de 2.27 por partido, superando por muy poco el 2,21 de Italia 90, el más pobre de todas las Copa del Mundo.

Mancha local: La selección de Sudáfrica se convirtió en el primer equipo local de las 18 Copas del Mundo en ser eliminado en la primera ronda. Nunca antes había pasado. El primer Mundial de África se quedó sin su anfitrión apenas comenzando.

Congelados: Este fue el prime Mundial disputado en frío desde Argentina-78. Las dos primeras semanas fueron, particularmente, de bajas temperaturas. En el partido Brasil-Corea del Norte hubo el récord del termómetro: marcó 3 grados y la sensación térmica fue de cero. Más tarde los números siguieron bajando. En las pasadas siete copas del mundo las temperaturas hicieron subir el mercurio entre 35 y 40 grados centígrados.

El Golazo: El de Gio Van Bronckhortst de Holanda contra Uruguay.

El equipo ideal: Casillas; Maicon, Friedrich, Puyol y Van Bronckhortst; Busquets, Schweinsteiger, Xavi y Sneijder; Forlán, Villa.

Gigantes achicados: Las grandes desilusiones del Mundial se encarnaron en Italia y Francia, que en sus condiciones de campeona y subcampeona del mundo quedaron eliminadas en la primera fase. Otro que no a la larga fue un equipo sin brillo y por debajo de las expectativas fue Inglaterra que fue despedida por Alemania con goleada en los octavos de final. .

Estrellas sin brillo: Cristiano Ronaldo, Rooney y Fernando Torres ( los dos que venían de lesiones), Cannavaro, Drogba, Eto'o, Lampard y Ribery pasaron sin pena ni gloria por el torneo, cuando eran candidatos a ser sus figuras. Incluso, Messi y Kaká estuvieron en niveles más bajos que los esperados.

Suramérica: A pesar de las eliminaciones de Brasil y Argentina en los cuartos de final, el papel de los equipos del área fue destacadísimo, empezando por el cuarto puesto de Uruguay. Paraguay estuvo a un penalti de eliminar a España y Chile cumplió. Por primera vez todos avanzaron a la segunda ronda y cuatro jugaron los cuartos de final.

La mejor selección: España es un merecidísimo campeón. Siempre fue al frente, buscó los partidos desde el pitazo inicial y, aunque con altibajos, fue fiel al estilo de toque impuesto por el Barcelona, porque además la base del equipo titular ibérico es la del catalán que gana y gusta en las competiciones locales e internacionales. España es el primer campeón mundial que comenzó con una derrota su participación en el torneo, pero luego ganó todos sus partidos y desde la fase de octavos por el mismo marcador, 1-0, suficiente para alzar la Copa del Mundo, esa que al comienzo del camino parecía esquiva, intocable, casi imposible.

El mejor jugador: El uruguayo Diego Forlán fue en Sudáfrica-2010 el modelo de jugador que deja huella: guerrero como pocos, de los que lleva la camiseta 'celeste' cosida en la piel, de los que siempre resuelve los problemas cuando más se necesita. Cinco goles, todos ellos golazos, además de un ánimo inclaudicable por ser el caudillo de Uruguay, le hicieron con justicia obtener la mayoría de votos para ser elegido por la Fifa como el Balón de Oro al mejior jugador. Y si había gente en el mundo que no lo reconocía o no lo admiraba, ahora lo tiene de ídolo. ¡Aplaudan, no dejen de aplaudir por él! .

GABRIEL MELUK ENVIADO ESPECIAL EL TIEMPO JOHANNESBURGO .

COMENTAR
GUARDAR