"Espero que no se hable del árbitro, sino de la final", dice Howard Webb
Archivo

"Espero que no se hable del árbitro, sino de la final", dice Howard Webb

Con una imagen distendida delante de la prensa, Webb promete "hacer todo lo que sea necesario" en el estadio Soccer City de la capit

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de julio 2010 , 05:13 a. m.

Con una imagen distendida delante de la prensa, Webb promete "hacer todo lo que sea necesario" en el estadio Soccer City de la capital económica de Sudáfrica para que se vea un buen encuentro de fútbol.

"Estamos muy contentos, es un honor maravilloso y un privilegio. Vamos a estar muy orgullosos de mostrar la calidad de los árbitros en Inglaterra", afirmó Webb en Pretoria.

"Ahora estamos sobre todo concentrados en el partido. Esperamos hacer un buen partido, que evidentemente significa que no se hable de los árbitros sino del excelente partido que se jugó", aclara Webb, quitándose del centro de los focos para dar espacio a los futbolistas, verdaderos protagonistas del domingo.

Entre risas, los periodistas le comentan a Webb una declaración de su mujer, quien dice que el árbitro no tiene autoridad ante sus hijos en su casa y que no sabe cómo hace para controlar un partido entre veintidós hombres.

"Voy a hablar con mi esposa cuando vuelva a casa", afirma el inglés largando una carcajada. "Dijo eso en broma, es una mujer maravillosa y les aseguro que nuestros hijos se comportan muy bien. Pero estamos lejos de casa desde hace seis semanas", añade el hombre que también trabaja de policía.

Webb hizo frente a algunas críticas lanzadas desde tierra ibérica, tras su desempeño en el Suiza-España que acabó con victoria helvética (1-0), al inicio del Mundial.

"Fue un partido limpio, no tuvimos ninguna dificultad, con ninguno de los dos equipos. Y los dos finalistas son equipos 'fair-play', tienen buena reputación ambos, tuvieron pocos problemas disciplinarios", apuntó el colegiado.

Frente al revuelo mediático, Webb siente que es normal pues "se trata de la final, pero nos sentimos más cómodos en el terreno de juego, más allá de que tenemos excelente relación con los medios de comunicación".

"Siempre habrá comentarios sobre nuestras decisiones, pero estamos acostumbrados. No siempre nos gusta, pero entendemos el mundo en el que vivimos", explica.

Webb, sucesor del argentino Horacio Elizondo al pitar en la final, también hizo un repaso del desempeño de sus colegas a lo largo del certamen de Sudáfrica-2010.

"Hay que subrayar la gran cantidad de decisiones correctas (96% según un estudio de la Fifa)", aclara.

"No se puede saber si un error cambia un partido, y no lo sabremos jamás, es imposible. Podemos simplemente asumir si cometemos un error, pero francamente, hubo muy pocos... los dos mejores equipos llegaron a la final y no lo deben a un decisión de arbitraje", relexiona Webb.

Su designación asegura la presencia inglesa en la final, aunque Webb reconoce que "no es lo que la gente en Inglaterra realmente quería ver (risas), y como hinchas, estamos desilusionados, pero muy felices a su vez de llegar tan lejos nosotros (la terna arbitral inglesa)".

El colegiado también se animó a revelar su secreto para preparar el partido más importante de su carrera.

"Hay que prepararse de la forma más habitual posible, al menos es lo que intentamos. Para nosotros como para los jugadores es un evento inmenso. Es un trabajo de equipo, estos chicos han hecho un trabajo genial (muestra a sus asistentes Mike Mullarkey y Darren Cann)", concluye Webb.

Pretoria AFP .

Más información del Mundial acá: http://www.futbolred.com/mundial-sudafrica-2010.

COMENTAR
GUARDAR