... Y se quedaron con las ganas de conocer la mina de diamantes más grande del mundo
Archivo

... Y se quedaron con las ganas de conocer la mina de diamantes más grande del mundo

Es domingo y no hay fútbol. Le insisto a mi compañero de cubrimiento, el 'Pani' Hernando Paniagua, que vayamos a ver la mina de di

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de julio 2010 , 08:05 a. m.

Es domingo y no hay fútbol. Le insisto a mi compañero de cubrimiento, el 'Pani' Hernando Paniagua, que vayamos a ver la mina de diamantes más grande del mundo. Insistir es una manera decente de decir 'fregar con jota'. "¿Cuándo más vamos a ir si no es hoy, que no hay fútbol y es domingo?".

Son dos horas de camino en carro por autopistas con máximos de velocidad en 120 kilómetros, manejando con el timón a la derecha, hasta llegar a un pueblito más allá de Pretoria: Cullinan, se llama, como también es el nombre de la mina.

Lo convenzo a la brava. Termina diciendo que sí, que bueno, pues... .

Sin embargo, lo voy a animando a medida que pasan los kilómetros en una autopista que parece no tener fin. Le digo que vamos a ver un 'huequito' (la excavación) de 457 metros de profundidad, que es como poner 2,3 Torres Colpatria, una sobre la otra, y que tiene una extensión de un kilómetro por un ancho de 800 metros, algo así como ¡92 y media canchas de fútbol pegadas una a la otra!; que de ahí sacaron el diamante más grande del mundo, el Diamante Cullinan, una piedrita que pesó 621 gramos y tuvo la bobadita de 3.106 kilates, que ahí está la replica exacta a como la sacaron de la roca, que se puede agarrar entre las manos...

Pasan los minutos y pasan los kilómetros y sigo metiéndole ánimo al tema. Cuento que de ese diamante salieron dos de las joyas más importantes de la realeza británica: El diamante 'La gran estrella de África', que está en el bastón de la Reina Isabel, el famosísimo 'Cetro de la Cruz' que la monarca porta en su mano derecha.

Le digo que el otro diamante es 'La pequeña estrella de África', está incrustado en la mismísima corona inglesa, en la 'Corona del Estado Imperial, una de las principales joyas del reino.

"De esos también deben haber replicas. Ese video le va a quedar campeón en el especial de ELTIEMPO.COM y Futbolred Ya me imagino como vamos a titular la nota: 'Los diamantes son eternos', como el libro y la película en la que el espía James Bond, el agente 007, se hace pasar por un traficante de diamantes", le digo entusiasmado, pero Paniagua no se anima de a mucho.

Él maneja y falta mucho asfalto. "Siga 35 kilómetros", suena en el GPS.

Pero no desfallezco en mi intento de hacer que esto será una experiencia inolvidable. Tiro otro dato: leí que en solo este mes de Mundial esperan extraer 82.000 kilates de diamantes, que pueden valer unos 20 millones de euros...".

Finalmente, tras dos horas de carretera, llegamos a la mina, una entrada de una reja verde con un candado... "Lo siento, señores, hoy es domingo y no hay vistas para el público". La fabulosa mina estaba cerrada. .

¿Los diamantes son eternos? Lo que estuvo eterno fue es el viaje de vuelta a Johannesburgo... .

GABRIEL MELUK ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO JOHANNESBURGO.

COMENTAR
GUARDAR