Dominio suramericano en el Mundial se diluyó en cuartos de final
Archivo

Dominio suramericano en el Mundial se diluyó en cuartos de final

Una explicación podría ser que los suramericanos simplemente no pudieron manejar la presión que algunos consideran mayor que la q

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de julio 2010 , 09:02 a. m.

Una explicación podría ser que los suramericanos simplemente no pudieron manejar la presión que algunos consideran mayor que la que enfrentan sus contrapartes europeos. .

El ex delantero de Brasil Tostao dio a entender que, al menos en el caso de Brasil, cuatro años es demasiado tiempo para pasar trabajando con vistas a un torneo de un mes de duración. "¿Es correcto que todo Brasil se detenga por un evento deportivo, como si fuera una lucha por soberanía nacional?", escribió en el periódico Folha de Sao Paulo. .

Brasil, que tenía una ventaja inicial sobre Holanda, se desmoronó luego de que su rival igualó el marcador sobre el comienzo del segundo tiempo. Entonces perdió por completo su compostura y cayó 2-1 ante los europeos. .

El colapso brasileño fue en parte un reflejo del entrenador Dunga, quien en vez de brindar una tranquila influencia, fue la imagen de la rabia descontrolada mientras se quejaba de las decisiones de arbitraje desde la línea de banda. .

Argentina, derrotada 4-0 por Alemania, nunca se recuperó tras conceder un gol temprano. Su juego fue apresurado y nervioso, y se desintegró por completo en la última media hora. .

Como Brasil, los argentinos tenían a un poco experimentado y temperamental entrenador en Diego Maradona, cuando podrían haberlo hecho mejor con un líder con la cabeza fría. .

El intercambio verbal de Maradona previo al partido con el alemán Bastian Schweinsteiger pudo haber sido entretenido, pero podría haber aumentado la presión sobre sus propios jugadores.

Uruguay, único sobreviviente de Suramérica en semifinales, tenía al compuesto e imperturbable Oscar Tabárez en la línea de banda.

Los paraguayos eran considerados como los menos favoritos ante España pero, incluso entonces, la presión fue demasiada para el delantero Oscar Cardozo, quien había estado felizmente convirtiendo penales durante toda la temporada para el Benfica portugués, pero se perdió uno que habría dado a su equipo una ventaja 1-0 la noche del sábado.

Otro problema es que ninguno de los equipos sudamericanos en cuartos de final tiene un jugador para orquestar el mediocampo. Paraguay nunca ha logrado encontrar un reemplazo para Roberto Acuña, quien renunció al fútbol internacional tras el último Mundial. Su enfoque defensivo los llevó a cuartos de final por primera vez, contra el campeón europeo España, pero necesitaron algo extra que no fueron capaces de producir.

Ciudad del Cabo Reuters .

Más información del Mundial de Sudáfrica 2010: www.futbolred.com/mundial.

COMENTAR
GUARDAR