Chilenos recibidos como héroes en Santiago pese a caer en el Mundial
Archivo

Chilenos recibidos como héroes en Santiago pese a caer en el Mundial

"El Mundial terminó para Chile, pero las esperanzas están recién comenzando. Los chilenos sabemos que tenemos una gran selección

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de julio 2010 , 07:43 a. m.

"El Mundial terminó para Chile, pero las esperanzas están recién comenzando. Los chilenos sabemos que tenemos una gran selección nacional y podemos mirar el futuro con mucha esperanza. Esperamos que en Brasil-2014, lo mejor del fútbol nuevamente esté en la cancha", dijo Piñera tras saludo afectuosamente a cada jugador.

El gobernante recibió a los seleccionados con honores, y les entregó las primeras medallas del Bicentenario, que conmemoran los 200 años de independencia de Chile.

A cambio, el capitán de la Roja, Claudio Bravo, le entregó la camiseta número 15 de la selección, que corresponde a Jean Beausejour, autor del primer tanto de la selección en el Mundial, con el que venció por 1-0 a Honduras en la primera ronda.

"Lo que lograron nuestros seleccionados no es fruto del azar. Por supuesto que se lo debemos al talento, pero por sobre todo al esfuerzo, al trabajo, a la disciplina, entrega, compromiso y amor por la Roja, que demostraron durante tantos años", dijo el presidente.

"Quiero agradecerles no sólo el resultado sino también la entrega", dijo Piñera, quien tradujo así el sentimiento de un país que premió la actitud aguerrida del equipo, eliminado en octavos de final por Brasil.

"Estamos tristes por no haber llegado más lejos, pero estamos muy confiados en que podemos hacer las cosas bien, y vamos a trabajar para poder darle alegrías a nuestro país", dijo el volante Mauricio Isla (Udinese, Italia) a la prensa.

Los seleccionados salieron a los balcones del Palacio Presidencial que miran hacia la Plaza de la Constitución, donde miles de personas, entre oficinistas y transeúntes, los esperaban con vítores y cantos.

"Bielsa, Bielsa", empezó a corear la multitud, llamando al entrenador de la selección, el argentino Marcelo Bielsa, a que se asomara también. Pero el rosarino -artífice del exitoso proceso- se mantuvo con perfil bajo, e incluso se colocó a un extremo de la sala en la que los seleccionados fueron recibidos por el presidente.

Los medios de prensa locales destacaron la frialdad que Bielsa mostrado en sus saludos a Piñera -tuvo similar actitud antes de partir a Sudáfrica-, aunque esa es una característica de su personalidad más que una animadversión personal hacia el mandatario.

La selección arribó a Santiago la mañana del jueves en un vuelo chárter, y abordó luego un bus con destino al Palacio Presidencial. En el camino, cientos de personas los aguardaban a los lados de la autopista para saludarlos.

Luego del homenaje, la 'Roja' se concentró en el complejo deportivo Juan Pinto Durán, donde tuvo una última reunión. Luego, los seleccionados se despidieron y salieron de allí junto a sus familiares.

La 'Roja' despertó las ilusiones de los chilenos por un alza en la calidad de su juego y, sobre todo, por su mentalidad ganadora.

En Sudáfrica clasificó a octavos tras arrancar sendas victorias 1-0 frente a Honduras y Suiza. A pesar de caer luego por 2-1 ante España, Chile clasificó segundo de su grupo a octavos de final, en donde se encontró con Brasil, que lo derrotó por 3-0 y ahogó sus sueños mundialistas.

SANTIAGO, AFP .

Más información del Mundial de Sudáfrica 2010: www.futbolred.com/mundial .

COMENTAR
GUARDAR