Así jugó, uno a uno, La Equidad en la ida de la final de la Liga Postobón
Archivo

Así jugó, uno a uno, La Equidad en la ida de la final de la Liga Postobón

El peruano Renzo Sheput se robó los aplausos al anotar el gol del triunfo. John Viáfara, con un trabajo silencioso, fue la figura del cuadro bogotano, corrió, peleó y guió a sus compañeros.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de mayo 2010 , 05:13 p. m.

Nelson Ramos: Estuvo bien. No tuvo retos muy peligrosos, pero las pocas veces que fue exigido respondió bien.

John Alex Cano: Estuvo seguro en los cierres. Fue ordenado y no dio ventajas atrás. Le faltó un poco en la parte ofensiva, donde generó muy poco.

Marco Canchila: Ordenado. Se complementó muy bien con John Viáfara y ayudó a controlar a los peligrosos atacantes junioristas.

John Viáfara: Es el líder del equipo. Seguro y cumplidor en su trabajo. Además es quien empuja, quien levanta el ánimo y quien se toma la responsabilidad de llevar al grupo.

Edwin Rivas: Como el resto de la defensa, trabajó bien. No dio espacios ni ventajas para el rival. Fue seguro, al igual que su colega de la otra punta, estuvo muy corto en la generación ofensiva.

Dager Palacios: Estuvo bien en la mitad. Robó balones, entregó bien y le dio seguridad a los jugadores ofensivos. Colaboró bien en defensa.

Dawling Leudo: Fue el equilibrio en el mediocampo. Puso fuerza, voluntad y trabajo. En los momentos que se le necesitó respondió y ayudó en el momento de pasar al ataque.

Sherman Cárdenas: Se vio opacado por Renzo Sheput. Sin embargo corríó, peleó y buscó la pelota. Ayudó, generó distracción y siempre fue un buen blanco para recibir el balón de los recuperadores del cuadro bogotano.

Renzo Sheput: Fue el conductor de La Equidad. Sin mucho se convirtió en uno de los hombres destacados del equipo, marcó el gol y fue insistente en la media distancia.

Leonardo Castro: Su papel fue más de lucha que cualquier otra cosa. No tuvo oportunidades claras de gol. Se vio obligado a arrancar de atrás y ejercer algunas marcas. Se fue al minuto 59.

Carlos Rentería: Peleó, luchó y desgastó. Lamentablemente no tuvo una sola opción clara, pero los balones que tuvo los peleó, buscó el espacio. Fue un guerrero contra la defensa visitante.

Hugo Soto: Entró al minuto 59. Su función era la de marcar y lo hizo. La idea era dar más seguridad en la mitad del terreno y ayudó a frenar a un Junior que estaba lanzándose al frente.

Ariel Carreño: Entró con mucha voluntad. Sin embargo su equipo no vivía el mejor momento y tuvo poco contacto con el balón. Jugó muy lejos del arco rival.

Óscar Darío Martínez: Jugó muy poco, su ingreso se dio en el tiempo de descuento.

Mauricio Jaramillo
Especial para Futbolred.com
maujar@eltiempo.com.co
Bogotá
 

COMENTAR
GUARDAR