Carlos Rodríguez pasó de ser suplente a figura de primer plano en Junior
Archivo

Carlos Rodríguez pasó de ser suplente a figura de primer plano en Junior

Con sus manos detuvo en varias ocasiones sendos remates de los jugadores de Medellín, que se quedaron con las ganas de repetir el título. 'Peto', como es apodado, tuvo una gran noche.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
23 de mayo 2010 , 04:13 p. m.

Cuando se conoció la sanción de dos fechas para el arquero titular del Junior, Didier Muñoz, se pensó en lo peor. La oportunidad para Carlos Rodríguez estaba servida y fue así como el arquero nacido hace 27 años se preparó y cumplió con creces.

Desde la primera atajada, cuando iba un minuto de juego, Rodríguez mostró toda su capacidad. Ante un remate de Luis Carlos Arias, el arquero del club barranquillero se mandó una gran atajada.

Luego detuvo un impacto ante una llegada de Mario Giménez y, enseguida, al minuto 8, paró un cabezazo de Almeida. Todo el partido era de Independiente Medellín, que inclinó la cancha y tenía todo a su favor, pero se encontró con una noche de inspiración del guardameta de los costeños.

Pero el trabajo de Rodríguez en la cancha del Atanasio Girardot siguió. Al minuto 11, desde la izquierda, Tressor Moreno ejecutó un tiro libre en el que supo detener la pelota con sus dos manos. Un remate complicado que se quería meter en el primer palo.

Los minutos pasaron y cada vez, Rodríguez estaba más sólido. Achicaba correctamente. Se mostraba bien ubicado y le hablaba continuamente a su defensa, que también estuvo atenta.

Pero el único gol recibido por Junior llegó y ajustó el partido. Al minuto 37 un remate fuerte de Valencia fue desviado levemente por Rodríguez y en el segundo palo el delantero paraguayo, Mario Giménez, empujó el balón y convirtió para los rojos.

La ilusión reapareció para los rojos que se acercaban para remontar ese 3-1 en contra del juego de ida.

Pero en la segunda parte, Rodríguez volvió a cerrar su arco. Cerró su valla y le dijo no a todos los remates de Tressor Moreno, a los intentos de Valoyes, a las llegadas de Pardo, de Giménez, de Valencia, de todos...

Ninguno pudo superar a Carlos Rodríguez, el popular 'Peto', que tuvo una noche brilante y que, sobretodo, le cumplió al técnico Umaña, quien confió en él para sustituir a Muñoz.

El arquero de Junior, al finalizar habló y declaró que

"hicimos un trabajo muy bueno a nivel individual y colectivo" y aguró que "vamos a prepararnos muy bien para la final".

Rodríguez fue figura y convenció al cuerpo técnico, a sus compañeros y también a la exigente hinchada barranquillera, a la que ya tiene en el bolsillo después de esas demostraciones de calidad en la fase semifinal del torneo.

COMENTAR
GUARDAR