Bogotá no quiere aflojar cuando visite al Unión Magdalena en el ascenso
Archivo

Bogotá no quiere aflojar cuando visite al Unión Magdalena en el ascenso

Ambos elencos vienen de ganar y de recuperarse de las caídas sufridas hace dos semanas. El local quiere ascender en la tabla de posiciones.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
22 de mayo 2010 , 05:08 a. m.

Luego de la sorpresiva caída de hace 15 días en casa frente a Expreso Rojo (1-2), con la que perdió el rendimiento perfecto en el estadio Eduardo Santos (cinco triunfos en cinco partidos), Unión Magdalena derrotó 3-2 a Dépor en Jamundí (Valle) y logró mantenerse sin inconvenientes entre los ocho mejores del Torneo Postobón 2010.

Su cupo en esa elite, sin embargo, solo está asegurado en caso de un resultado favorable este domingo, es decir, en caso de una nueva victoria.

 

Es que los dirigidos por Carlos Silva, que acreditan 22 puntos (52,4 por ciento de rendimiento) solo cuentan un punto de ventaja sobre Pacífico (séptimo) y dos sobre Bucaramanga y Alianza Petrolera (octavo y noveno, respectivamente).

Entonces, no puede permitirse lujos frente a un rival que se reconcilió con los triunfos después de un ayuno que se extendió por 9 fechas (poco más de dos meses). Además, lo hizo con lujo de detalles, goleando al ex líder Atlético La Sabana por 3-0.

 

Lo ocurrido contra Expreso Rojo sirvió para que Unión Magdalena se despertara. Contra Dépor, que venía en buen nivel, el 'ciclón' samario fue contundente en ataque (aprovechó muy bien las pocas oportunidades que generó) y supo aguantar en defensa, pese a que concedió dos goles. Ahora, esa mejoría tendrá que ratificarla ante sus exigentes hinchas, que no están en condición de acolitar una segunda derrota consecutiva en casa.

 

Bogotá, por su parte, llega a Santa Marta decidido a acercarse al grupo de los ocho mejores a través de una victoria. Todo parece indicar que cesó la horrible noche y que ese prolongado bache futbolístico, profundizado por las lesiones, el bajo rendimiento individual y las reiteradas suspensiones) llegó a su final.

Contra La Sabana, Bogotá volvió a ser el mismo de las primeras cinco fechas y aunque todavía tiene algunos vacíos en su rendimiento colectivo, al menos ya recuperó la alegría del triunfo.

 

El cuadro capitalino solo acredita una victoria a domicilio y se produjo hace varios meses: fue el 6 de febrero, en la primera jornada del certamen. En aquella ocasión, venció por 2-0 a Dépor, para luego solo poder sumar un empate, contra cinco derrotas.

Reconciliado con la victoria, recuperado el poder ofensivo, ahora a los dirigidos por Oswaldo Durán solo les resta mejorar el funcionamiento defensivo y volver a exhibir la solidez que los caracterizó en otras épocas.

 

Arrancaron la temporada como favoritos, uno superó las expectativas con un arranque fulgurante, el otro se demoró en engranar y llegar a puestos de vanguardia. Sin embargo, ambos están en deuda este semestre, porque las cifras acumuladas indican que están por debajo de lo presupuestado.

R

azón más que suficiente para dejar en el camerino las intenciones especulativas y salir a buscar una victoria que les permita acomodarse en la tabla de posiciones.

COMENTAR
GUARDAR