La del Dépor, una visita de riesgo para Rionegro
Archivo

La del Dépor, una visita de riesgo para Rionegro

Tras la victoria en Zipaquirá (2-1 sobre Expreso Rojo), el conjunto antioqueño espera no ceder más puntos como local con el fin de acercarse a la punta.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de mayo 2010 , 08:18 p. m.

Es que Rionegro ha dejado escapar 7 puntos en igual número de presentaciones como local, una elevada cifra para un equipo que quiere ser el mejor del Torneo Postobón 2010.

Es tan flojo el balance como local para los dirigidos por Wiston Cifuentes, que en esa condición acreditan la misma cantidad de puntos que ya sumaron como visitantes: 12. Por eso es que, además, todavía no pudieron alcanzar el primer puesto, que durante las últimas semanas han tenido a tiro de as.

Sin una explicación certera, a Rionegro le pesa jugar en casa y eso ya lo saben sus rivales, varios de los cuales lo complicaron y le arrebataron puntos valiosos. El último de ellos fue Patriotas, que igualó 1-1 y amargó a los hinchas del estadio Alberto Grisales, que están entusiasmados con el retorno del equipo a su casa oficial.

Por eso, la premisa para el partido de este sábado en la tarde no puede ser otra que la de la victoria, para evitar que se aumente la distancia con el líder, que en este momento es de 4 puntos.

Y no será fácil la tarea para los albirrojos, pues Dépor ha demostrado ser un hueso duro de roer. De hecho, el comportamiento de los vallecaucanos en el certamen es bastante parecido al de los antioqueños: irregulares locales y peligrosos visitantes.

Por fuera de su casa, el elenco de Álvaro Zuluaga ya ganó dos partidos y solo perdió tres veces en siete presentaciones, un saldo más que favorable en comparación de las campañas anteriores.

Además, y este no es un dato menor, Dépor acredita la segunda mejor delantera del torneo: marcó 23 goles, uno menos que los acreditados por el líder Itagüí, y es el que más goles anotó como visitante (12).

Por si esto fuera poco, ya completó 10 partidos seguidos celebrando anotaciones; la última vez que sus delanteros se fueron en blanco fue el pasado 27 de febrero, cuando cargó con la derrota por la mínima diferencia en Barranquilla.

Rionegro, el mejor visitante, que no es buen local, se mide a un Dépor que juega mejor en plazas ajenas, y corre el riesgo de que le apliquen una dosis de su propia medicina. El conjunto caleño, así mismo, necesita la victoria para regresar al grupo de los ocho mejores, del que salió por las derrotas sufridas como dueño de casa.

COMENTAR
GUARDAR