Rionegro venció 2-1 a Expreso Rojo y se acerca a los punteros
Archivo

Rionegro venció 2-1 a Expreso Rojo y se acerca a los punteros

Fue la primera derrota como local para el conjunto cundinamarqués, que no pudo sacar provecho de la victoria conseguida la semana pasada en Santa Marta.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de mayo 2010 , 03:59 p. m.

Luego de superar a Unión Magdalena, los hinchas del Expreso Rojo esperaban que este sábado el equipo de Luis Herney Melo confirmara su buena racha y con un triunfo sobre Rionegro se arrimara a la zona media de la tabla de posiciones del Torneo Postobón. Sin embargo, eso no fue lo que ocurrió: el local fue presa de los nervios, no tuvo claridad ni profundidad y le brindó todas las facilidades a un rival que, se sabe, no es de los que deja servida la papaya cuando ya está partida.

Fue un poco más de lo mismo que ya se había observado en los partidos anteriores en el estadio Los Zipas, de Zipaquirá. Es decir, un Expreso Rojo ganoso, con intención de agredir a su rival, pero sin los argumentos necesarios para hacerlo. Con buen manejo de balón, pero sin la profundidad que se necesita para superar a un esquema defensivo sólido como el que este sábado propuso el técnico visitante Wiston Cifuentes. Por eso, en el primer tiempo las emociones brillaron  por su ausencia.

En el arranque del período complementario, dio la impresión de que todo iba a cambiar a favor del dueño de casa. Apenas a los 3 minutos, por intermedio de Luis Fernando Sánchez, Expreso Rojo consiguió abrir el cerrojo de Rionegro y llevar la alegría a las tribunas. Un gol que provocó la natural reacción del visitante, que enseguida adelantó sus líneas y se fue en procura del empate. La paridad se demoró hasta los 28 minutos y fue obra de Juan Camilo Piedrahíta, que transformó en gol un tiro penalti sancionado por el árbitro llanero Leonardo Salazar. 

Fue el octavo tanto del antioqueño en lo que va corrido de la campaña, uno más que le permite mantenerse en lo más alto de la tabla de cañoneros del Torneo Postobón y que en este caso le facilitó a su equipo el camino a la victoria. Porque Rionegro no se conformó con el empate y siguió atacando a un Expreso Rojo que sintió el golpe anímico y se desordenó en procura del gol que le diera la posibilidad de celebrar la victoria ante sus hinchas.

Pero, lo que ocurrió fue, precisamente, lo contrario: llegó la tristeza cuando Édison Hernández puso el 2-1 a favor del visitante a  los 34 minutos. A pesar de que quedaban más de 10 minutos por jugar, Expreso Rojo no supo resolver esa nueva circunstancia adversa y poco a poco naufragó en su mar de limitaciones. El conjunto antioqueño, en cambio, cerró sus filas, evitó sustos en los predios defendidos por Juan Carlos Patiño y se apuntó una victoria gracias a la cual volvió a ser el mejor visitante del certamen.

La semana entrante, en cumplimiento de la decimaquinta jornada del Torneo Postobón, Expreso Rojo estará en Buenaventura, la casa de Pacífico FC. Mientras, Rionegro regresa al altiplano antioqueño para recibir la visita del Dépor caleño.

 

COMENTAR
GUARDAR