El clásico con Real Santander mide los alcances de la recuperación de Bucaramanga
Archivo

El clásico con Real Santander mide los alcances de la recuperación de Bucaramanga

El conjunto 'canario', que se presenta por primera vez ante su público bajo la égida del argentino Jorge Ramoa, intentará regresar al grupo de los ocho mejores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de mayo 2010 , 07:34 a. m.

Allí estuvo fugazmente, antes de que la crisis de resultados provocara la salida del técnico Miguel Augusto Prince y la llegada de Ramoa, que hasta entonces hacía las veces de asistente técnico. Con el argentino, Bucaramanga regresó a la victoria el pasado fin de semana, cuando venció por 2-1 al Atlético Juventud, en Girardot.

Sin embargo, ese triunfo no le alcanzó para regresar a la elite y por ahora debe conformarse con ser noveno, con los mismos 19 puntos (48,7 por ciento de rendimiento) que el sexto (Patriotas), el séptimo (Pasto), el octavo (Unión Magdalena) y el décimo (Alianza Petrolera).

Es que en esa zona intermedia de la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010 hay un verdadero nudo. Una victoria permite ascender al Top-5, mientras que una derrota significa caer por fuera del Top-10 y un empate altera las posiciones de acuerdo con el balance del gol diferencia.

De hecho, si Bucaramanga logra vencer a Real Santander este domingo en la gramilla sintética del estadio Alfonso López, lo superará en la clasificación, pues los 'albos' contabilizan 21 unidades. Entonces, no solo se trata del orgullo de ganar el clásico regional, sino que los 3 puntos tienen un valor importante.

 

En Girardot, el pasado fin de semana, Bucaramanga mejoró un poco su nivel en relación con el exhibido en los últimos partidos con Prince. Sin embargo, el equipo 'leopardo' aún continúa en deuda con sus hinchas, especialmente en lo que a funcionamiento y espectáculo se refiere.

Esa será, sin duda, la prueba que deberá superar este fin de semana frente a un rival que le ha perdido el respeto, que le juega de tú a tú y que lo complica con frecuencia.

 

Luego de una semana bastante tranquila, porque la salida de Prince rebajó la presión y porque la victoria sobre Juventud calmó los ánimos, Bucaramanga necesita un nuevo triunfo para echarse a los hinchas al bolsillo y, especialmente, para demostrarles que esos molestos altibajos son algo del pasado.

Con el técnico ocañero, Bucaramanga solo pudo sumar victorias consecutivas en una ocasión: cuando derrotó a Juventud y Centauros, por sendos 2-1, en la novena y décima fechas.

 

Real Santander, por su parte, salió de un bache circunstancial con la goleada 3-0 sobre el flojo Bogotá, la semana anterior. Al elenco de Johan Meza lo había afectado la 'empatitis' y, por eso, su lugar entre los ocho mejores estaba en entredicho, una duda que despejó, al menos por ahora, con el triunfo sobre los capitalinos.

Sin embargo, los de Floridablanca saben que no se pueden relajar, pues la diferencia sobre sus más cercanos perseguidos es exigua y una derrota podría hacerle caer varios escalones.

 

COMENTAR
GUARDAR