Expreso Rojo quiere seguir de largo cuando reciba a Rionegro
Archivo

Expreso Rojo quiere seguir de largo cuando reciba a Rionegro

El elenco antioqueño ya no es el mejor visitante del torneo, pero aún así es un rival muy peligroso para cualquiera en el ascenso.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de mayo 2010 , 10:22 a. m.

Eso es algo que el técnico Luis Herney Melo y el grupo de jugadores de Expreso Rojo tienen claro de cara al partido de este sábado en el estadio Los Zipas, de Zipaquirá. Ni siquiera la altitud de la ciudad salinera será un obstáculo para los 'leones del oriente', que están afincados también en la altura. Entonces, al menos sobre el papel, no hay ventajas teóricas para el dueño de casa, más allá de lo que pueda ofrecer a través de su propuesta futbolística.

 

Y, en ese plano, por el contrario, las ventajas serían para el visitante. Rionegro, se sabe, es tercero del Torneo Postobón 2010, con 21 puntos (53,8 por ciento de rendimiento), mientras que Expreso Rojo es duodécimo, con 15 (38,5). La diferencia radica en la relación de partidos ganados y perdidos: los paisas ganaron 5 y perdieron 2, cifras que los cundinamarqueses exhiben a la inversa (2 triunfos y 5 caídas). El punto de quiebre entre estos dos equipos, además, está en la producción ofensiva: Rionegro anotó 18 goles, contra solo 11 de Expreso Rojo.

 

Por eso, la única premisa válida para el local este sábado es la victoria. Cualquier otro resultado sería perder la oportunidad de acercarse al grupo de los ocho mejores (al que todavía no entró esta temporada) o, peor aún, extender aún más la brecha con el rival de turno. Es que, por otro lado, el caso de Expreso Rojo como local resulta contradictorio: es junto con Pacífico, Real Santander y Barranquilla uno de los equipos que se mantiene invicto en casa, pero apenas acredita dos triunfos en esa condición.

 

En plata blanca, el elenco rojiblanco dejó escapar 8 de los 18 puntos que disputó ante sus hinchas, una cifra demasiado elevada para un equipo que aspira ingresar a los cuadrangulares del segundo semestre. Y la tarea no será fácil, pues Rionegro ha demostrado ser uno de los visitantes más complicados del ascenso, con apenas una derrota en seis presentaciones, con un 50 por ciento de rendimiento. En pocas palabras, sobre el papel es el duelo entre un flojo local contra un buen visitante, aunque el pronóstico no necesariamente sea el que indica esa lógica de los números.

 

Es que Expreso Rojo acredita cinco jornadas sin derrota y, mejor aún, viene de sorprender a Unión Magdalena en Santa Marta (2-1). Entonces, qué mejor que valorizar esa importante victoria como visitante con un nuevo triunfo en su patio y frente a un rival de la parte alta de la tabla. Rionegro, en cambio, perdió el invicto a domicilio en su más reciente salida (cayó 1-2 con Unión Magdalena) y acaba de ceder puntos en casa al igualar 1-1 con Patriotas.

 

COMENTAR
GUARDAR