Barranquilla, urgido, quiere cortar la racha de triunfos del Pasto en el Torneo Postobón
Archivo

Barranquilla, urgido, quiere cortar la racha de triunfos del Pasto en el Torneo Postobón

El elenco costeño acumula 10 jornadas sin conocer la derrota, mientras que los nariñenses están invictos desde la llegada del técnico Jorge Luis Bernal.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de mayo 2010 , 10:19 a. m.

Tras una larga sequía (más de siete partidos), Barranquilla se reconcilió con el gol: anotó en sus dos últimos compromisos. Sin embargo, los dirigidos por Álex de Alba siguen divorciados de la victoria: no celebran desde el pasado 27 de febrero, día en que vencieron a Dépor por la mínima diferencia. Entonces, la premisa para el partido de este sábado en la tarde, en el estadio Romelio Martínez, no es otra que la de conquistar un triunfo que les permita acortar diferencias con el último del grupo de los ocho primeros.

 

El pasado primero de mayo, cuando recibió la visita de Centauros, Barranquilla acabó su ayuno goleador, pero debió conformarse con un empate 1-1 como local. Luego, el pasado fin de semana, cayó 1-3 con Pacífico en Buenaventura. El gol regresó, pero siguen las tristezas y el equipo no para de caer en la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010: ya va en la casilla 15, con solo 13 puntos (33,3 por ciento de rendimiento). ¿La principal razón? Como consecuencia de su incapacidad para anotar goles, Barranquilla no gana: es el equipo con menos triunfos en el certamen, solo 2.

 

Un dato que causa susto: en casa, donde en épocas pasadas fue muy sólido, Barranquilla empató cinco de los seis compromisos que disputó. De hecho, sus hinchas solo han podido celebrar 3 goles en esos 540 minutos de juego, una cifra ridícula. No ha perdido, pero es el peor local del torneo, con un magro rendimiento del 44,4 por ciento. Unas estadísticas negativas que, con el  paso de los partidos, se ha convertido en un lastre difícil de arrastrar.

 

Para colmo, este sábado el 'tiburón' se mide a un Pasto entonado. Desde la salida de Hernán Darío Herrera, como consecuencia de los malos resultados, el conjunto del Galeras acredita tres triunfos consecutivos, todos por la mínima diferencia: derrotó a Bogotá (local), Bucaramanga (visitante) y Alianza Petrolera (local). Una vigorosa reacción que le permitió meterse por primera vez en la campaña en el grupo de los ocho mejores, no muy lejos del tercer puesto.

 

Un triunfo es todo lo que necesita Barranquilla para recuperar la confianza y comenzar a ascender en la tabla. Y mucho mejor si lo consigue frente a uno de los encopetados de la categoría, uno de los nominados para ser protagonistas en la lucha por el ascenso directo al final de la temporada. Pasto, por su parte, luego de vivir semanas aciagas, espera que esta felicidad que se desprende de los triunfos en serie no se interrumpa y que otro éxito lo acerque aún más a los puestos de privilegio.

 

COMENTAR
GUARDAR