"Me empobrecí, aunque muchos digan lo contrario": Juan Carlos López
Archivo

"Me empobrecí, aunque muchos digan lo contrario": Juan Carlos López

El dirigente payanés hizo un balance de lo que fueron sus cinco años y ocho meses como presidente de Millonarios. Se lamentó porque "esta es una responsabilidad muy ingrata, nadie agradece".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de mayo 2010 , 11:27 a. m.

Tras la Asamblea del pasado lunes 10 de mayo, la elección del nuevo Comité Ejecutivo, del que hará parte, y la designación de José Roberto Arango como máximo directivo de los azules, Juan Carlos López dejó la presidencia del tradicional equipo bogotano.

Bajó su administración, en la que se jugaron 12 torneos, Millonarios se clasificó a tres instancias semifinales, en el Apertura y el Finalización 2006, y en el Apertura 2007, pero nunca disputó una final. 

Lo más importante que consiguieron los albiazules en la controvertida administración de López fue llegar a las semifinales de la Copa Suramericana 2007. Ese equipo lo dirigió Mario Vanemerak, lo que para el saliente dirigente fue un acierto. "Haber tenido a Vanemerak en el momento que había que tenerlo. Esos tres meses fueron muy lindos en la Suramericana, volvió Millonarios al concierto internacional. Ver ese Campín lleno, a la gente feliz en un torneo continental, eso fue muy lindo", afirmó el dirigente en primera instancia en charla con FUTBOLRED.

López Castrillón aceptó errores, aseguró que en medio de las críticas también tuvo aciertos y lanzó varias afirmaciones contundentes.

Futbolred: ¿Qué siente en estos momentos?


Juan Carlos López: "Yo siento una inmensa alegría porque Millonarios queda encarrilado en la ruta de la salvación. Se construyeron todas las herramientas jurídicas, financieras e institucionales, políticas para que hoy el camino este despejado. ¿Qué falta? La parte comercial, vender la marca, la ficha de los jugadores en un bloque, el lote se está vendiendo, pagar lo que se debe y que Millonarios en esta nueva etapa, con un entorno mucho más positivo, logre convertir ese optimismo y esos recursos que van a entrar en el gran equipo que siempre ha sido, porque nunca lo ha dejado de ser. El club ha tenido momentos difíciles, pero yo creo que hoy empezamos a salir de esa situación".

Futbolred: En cinco años cosas buenas y cosas malas ¿Se va tranquilo?


J.C.L: "Claro. Dejé la piel en los alambrados, sudé la camiseta, lógicamente siempre habrá algo que te faltó por hacer, pero tengo la conciencia tranquila, adoro esta institución, después de mi familia, es la pasión más grande que tengo y lo único que aspiro es a verlo pronto campeón. Esa es una angustia que no pude tranquilizar y es la misma angustia de millones de hinchas de Millonarios, que sé que con lo que ocurrió, eso va a estar más cerca. De manera que eso lo deja a uno muy tranquilo".

Futbolred: En esos cinco años, un acierto...

J.C.L: "Uno. Haber tenido a Vanemerak en el momento que había que tenerlo. Esos tres meses fueron muy lindos en la Suramericana, volvió Millonarios al concierto internacional. Ver ese Campín lleno, a la gente feliz en un torneo continental, eso fue muy lindo".

Futbolred: Un error...


J.C.L: "Muchos. Yo gastaría menos en jugadores y atendería más otras deudas y pasivos. Se equivoca uno pensando que si trae diez o doce figuras va  a ser garantía de éxito y eso no es así. Hacer equipo no es tener quince jugadores nuevos, hacer un gran equipo es un proceso más complejo de lo que la gente cree".

Futbolred: ¿Por qué trae un rosario en su bolsillo a reuniones trascendentales como la de la Asamblea Extraordinaria celebrada durante la semana?


J.C.L: "Mi madre falleció hace ocho años y cuando estaba en sus últimos momentos me entregó ese rosario y lo tengo casi siempre. Es como una forma de estar conectado con ella, de saber que cuando uno está haciendo las cosas debe tratar de equivocarse lo menos posible y de hacer el menor daño. A veces uno hace daño a la gente o a los entornos sin querer, entonces a veces esos momentos sirven como para celebrar. Estoy muy contento tras lo sucedido durante la semana y creo que podemos celebrar, así sea espiritualmente, porque Millonarios va a tener una oportunidad distinta. Hoy se construyó una oportunidad diferente de las que hemos tenido los últimos 20 años".

Futbolred: Si tuviera que decirle algo al hincha de Millonarios acerca de su mandato ¿Qué le diría?


J.C.L: "Yo creo que aquí lo único que queda es que en los próximos años digan lo que en verdad pasó porque es un administración controvertida, como cualquier administración de las que ha vivido Millonarios. Una administración de muchos años, de los momentos más difíciles en la historia de Millonarios. Esta institución se fundó en el 46, estamos en el 2010 y quizás las épocas más complejas y más pobres, me tocó vivirlas a mí, consiguiendo recursos, estampando la firma, comprometiendo el patrimonio personal, familiar, arriesgándose en muchas cosas, con muchas amarguras pero lo importante son los hechos. En la vida lo que marcan son los hechos y de pronto se necesitó vivir todo esto para llegar al punto que hoy llegamos. Hoy arranca Millonarios una nueva etapa y yo tengo la seguridad absoluta que va a ser exitosa".

Futbolred: ¿Lo que más le duele como saliente presidente de Millonarios es no haberle dado un título al equipo?


J.C.L: "Claro me duele no haberme podido dar ese gusto con la hinchada, con mi familia haberlo celebrado. También a uno le duele que está es una responsabilidad muy ingrata, nadie te agradece nada. Hubo un momento en que llegué a tener mi firma estampada en pagares que valían dos mil millones de pesos y ese riesgo nadie te lo agradece y no tienen por qué. Uno se mete en esto porque quiere. Yo me metí en esto por pasión y le deje en los últimos años de mi vida el noventa por ciento del tiempo. Ya después el universo organiza a cada uno en su sitio. De manera que estoy tranquilo y muy contento por todo lo que ha pasado".

Diego Loaiza Gómez
Periodista Futbolred.com
diegom@eltiempo.com
Bogotá

 

COMENTAR
GUARDAR