Expreso Rojo sorprendió y venció 2-1 a Unión Magdalena en Santa Marta
Archivo

Expreso Rojo sorprendió y venció 2-1 a Unión Magdalena en Santa Marta

El elenco samario, que acreditaba cinco victorias en línea como local, no pudo contra los de Zipaquirá, que consiguieron despegarse del fondo de la tabla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de mayo 2010 , 03:14 p. m.

La última derrota de Unión Magdalena en el estadio Eduardo Santos, escenario del partido de este domingo en la tarde, había sido por cuenta de Academia (3-2), en la recta final de la fase de clasificación del segundo semestre del año pasado. Hasta este fecha, sin embargo, el 'ciclón' era el único local con récord perfecto, una registro que se dañó por cuenta de los 'salineros', que alcanzaron su primer éxito a domicilio en lo que va corrido de la temporada.

 

El dueño de casa necesitaba la victoria para no perderles la pisada a los líderes Itagüí y La Sabana, que habían ganado sus respectivos compromisos, y para asegurar su permanencia en el grupo de los ocho mejores. Aunque el elenco costeño continúa en la octava casilla con 19 unidades (48,7 por ciento de rendimiento), esta derrota significa un duro traspié en sus aspiraciones. Ahora, como visitante, condición en la que no rinde lo esperado, tendrá que ir a recuperar estos puntos perdidos.

 

Como es habitual cada vez que juega ante sus hinchas, Unión Magdalena salió a proponer, a marcar los ritmos del partido, y fruto de esa actitud logró la ventaja parcial a los 20 minutos por intermedio de Santiago Silvera, el más efectivo de sus goleadores en la presente campaña. Pero, producto de la reacción, Expreso Rojo logró el empate a los 29, gracias a una anotación de Leonardo Saldaña. Como quien dice, después de media hora, partido nuevo, otra vez.

 

No era bueno el accionar del dueño de casa, que tenía demasiadas dificultades para generar jugadas de peligro en predios rivales e inquietar al arquero César Augusto Giraldo. El visitante, por su parte, hacía un buen trabajo defensivo, le daba tránsito al balón para evitar el excesivo desgaste por la temperatura y se defendía con acierto. El técnico Carlos Silva, del local, no estaba conforme con el accionar de su equipo y eso se reflejó en una modificación en el arranque del período complementario: dejó el campo Rafael Júnior Martínez e ingresó Wálter Franco.

 

Lo que el estratega samario quería era mayor profundidad, algo que no consiguió merced al buen trabajo defensivo de los albirrojos. Peor aún, cuando a los 12 minutos el visitante se fue arriba en el marcador a través de Fabián Enrique Prieto, que poco a poco renueva su romance con el gol. La reacción del local no se hizo esperar, aunque la posibilidad real para igualar la pizarra se demoró 20 minutos. En efecto, el árbitro bolivarense Ulises Arrieta pitó penalti a favor del dueño de casa y el arquero Andrés Peláez asumió el cobro, con tan mala suerte que su disparo no encontró el arco rival.

 

A 4 minutos del cierre, Saldaña se fue expulsado y, entonces, Expreso Rojo no tuvo más remedio que echarse atrás a resguardar la ventaja que le permitía reencontrarse con el triunfo por fuera de su sede. Su más reciente celebración como visitante se había dado el 3 de octubre pasado, cuando derrotó por la mínima diferencia al Palmira (hoy Pacífico), en el centro del departamento del Valle del Cauca. Los últimos minutos se jugaron en medio del desespero de Unión Magdalena, que no tuvo claridad para alcanzar el empate y terminó abucheado por sus hinchas.

 

La decimacuarta jornada del Torneo Postobón 2010, prevista para el próximo fin de semana, le depara al Unión Magdalena la visita a Cali, donde lo espera el Dépor. Expreso Rojo, por su parte, regresa a Zipaquirá para ser anfitrión del Rionegro.

 

COMENTAR
GUARDAR