Dépor, duro escollo para La Sabana que quiere recuperar el liderato
Archivo

Dépor, duro escollo para La Sabana que quiere recuperar el liderato

Luego de perder su invicto como local (que duró un poco más de un año) y de cederle el liderato a Itagüí, el conjunto sucreño regresa a casa para reconciliarse con la victoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de mayo 2010 , 07:33 a. m.

Es que el elenco de Víctor González Scott no gana desde que el pasado 3 de abril, es decir, hace más de un mes, derrotó por 2-1 a Unión Magdalena. Desde entonces, acumuló tres empates (todos sin goles) y una caída, por la mínima diferencia, con Patriotas. Por eso, la premisa para el partido de este domingo en el estadio Arturo Cumplido Sierra, cuando recibe la visita te un sorprendente Dépor, es la de volver al triunfo para no perder el impulso que traía desde el arranque del Torneo Postobón 2010.

 

Como le ocurrió a Bogotá y a Barranquilla, entre otros, a La Sabana se le 'mojó la pólvora' de sus delanteros y entró en un bache de resultados. Los costeños acumulan 16 goles en 12 partidos, para distinguirse como la cuarta delantera del certamen, pero hace 599 minutos no celebra uno. El último fue obra de Henry Solís, a los 6 minutos del segundo tiempo contra Unión Magdalena, para darle vuelta al marcador aquel día. Y el reto de este fin de semana es bien complicado, porque a pesar de haber encajado 10 tantos a domicilio, si algo ha demostrado Dépor en sus visitas es orden defensivo.

 

En La Sabana no se puede hablar de crisis, ni mucho menos. Se trata de uno de los equipos que más ganó en el torneo (6 partidos), uno de los que menos perdió (2), una de las delanteras más efectivas (16), el mejor local todavía (rendimiento del 83,3 por ciento) y segundo de la clasificación, con 22 puntos (61,1 por ciento), los mismos que el líder Itagüí, que gana la casilla por mejor gol diferencia (+8 a +4). A la luz de los números, la campaña de los sabaneros es muy buena, aunque la impresión que arrojan sus últimos resultados sea distinta.

 

Por eso, cuando salten al campo de juego este domingo, la intención de los jugadores es despojarse de esa imagen engañosa y poder demostrarles a sus hinchas que los tropiezos son algo común en el fútbol y que el equipo está, como siempre desde el arranque del certamen, para grandes cosas. Claro, lo primero será reconciliarse con el gol y volver a ser ese local temible y contundente como reza su tradición. Dado que Itagüí juega como visitante, esta es, además, una excelente oportunidad para, a través de un triunfo, regresar a lo más alto de la tabla de posiciones.

 

Dépor, en todo caso, será un obstáculo difícil de sortear. El equipo dirigido por Álvaro Zuluaga supo reponerse de un comienzo dubitativo y ahora está en la séptima casilla, con las mismas 18 unidades (50,0 por ciento de rendimiento) que Patriotas (sexto) y Real Santander (octavo). El conjunto caleño llega a Sincelejo con una racha de seis partidos sin derrota, período en el cual, como visitante, acreditó dos triunfos: 2-1 a Pasto y 2-0 a Juventud. De hecho, es el tercero de la clasificación a domicilio, algo muy significativo para un elenco al que, en campañas pasadas, le costaba demasiado sumar por fuera de su casa.

Aunque ambos están acomodados en el grupo de los ocho mejores, en la recta final de este primer capítulo de la campaña, antes del receso provocado por el Campeonato Mundial de Suráfrica, necesitan la victoria para acomodarse en la clasificación y vislumbrar el segundo semestre con mejores argumentos. Además, el visitante sabe que una derrota podría costarle su lugar en esa elite, a la que tanto le costó y llegar y de la que hace tanto tiempo no formaba parte.

 

COMENTAR
GUARDAR