Técnico del Fulham afirmó que su equipo no es favorito para la final de la Liga Europa
Archivo

Técnico del Fulham afirmó que su equipo no es favorito para la final de la Liga Europa

Roy Hodgson, además, aseguró que "El Atlético es un equipo mucho más cercano a los clubes líderes en España que el nuestro a los clubes líderes en Inglaterra".

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de mayo 2010 , 06:21 a. m.

En una rueda de prensa ofrecida al término de la sesión de entrenamiento, el inglés admitió la amenaza que supone la plantilla de Quique Sánchez Flores, su rival el próximo miércoles en Hamburgo, con "jugadores reconocidos internacionalmente", de los que ellos carecen.

Así se refirió al portugués Simao Sabrosa y al delantero argentino Sergio "Kun" Agüero, que, según el centrocampista inglés del Fulham Danny Murphy, "pueden estar callados ochenta minutos y en un momento de magia cambiar el partido".

"Somos conscientes de la peligrosidad del Atlético", opinó el ex militante del Liverpool en declaraciones a la prensa después de una sesión de gimnasio a la que se unieron también el húngaro Zoltan Gera, el galés Simon Davis, el norirlandés Aaron Hughes, John Pantsil, Andy Johnson y Brede Hangeland.

Fueron los habituales en el once inicial de Hodgson los que ocuparon las máquinas del gimnasio, tras jugar un partido de liga ante el Stoke (0-1), mientras la plantilla reserva se entrenaba con el técnico en el césped.

No obstante, también el portero titular, el australiano Mark Schwarzer, estuvo en todo momento en el campo, donde se entrenó duro junto a los otros porteros y sus preparadores.

Llamó la atención la ausencia del inglés Bobby Zamora y Damien Duff, en recuperación de una lesión y con ocho y seis goles anotados esta temporada, respectivamente, que de momento no está previsto que jueguen el último partido de la "Premier" el domingo, ante el Arsenal.

Hodgson, que entrenó a poco más de la mitad de sus discípulos durante hora y media aproximadamente, aseguró que hasta el lunes no sabrán si sus dos goleadores podrán disputar la final de la Liga Europa, máximo logro del Fulham en sus 131 años de historia.

Con una única Intertoto y la decepción de haber dejado escapar en 1975 la final de la 'FA Cup', el Fulham afronta su mayor reto con respeto hacia el Atlético de Madrid, pero sin miedo a Simao ni al delantero José Antonio Reyes, que según el técnico inglés "también puede hacer mucho daño".

Hodgson, que dice conocer muy bien la trayectoria europea del equipo español, consideró que "hay que estar concentrados y tratar de complicarle las cosas" al Atlético de Madrid, aunque descartó planear un marcaje especial.

Para él, "no es algo importante" a quién vea la prensa como favorito, pues "salimos al campo con un cincuenta por ciento".

Por su parte, todos los jugadores coincidieron en que haber llegado a la final "ya es todo un logro", después de superar el que Hangeland consideró "el punto fuerte de la temporada": los partidos en dieciseisavos de final ante el FC Shakhtar Donetsk de Ucrania, vigente campeón de la Copa de la Uefa, designada Liga Europa por primera vez esta temporada.

El estadounidense Clint Dempsey, elegido Mejor Jugador del Partido en la semifinal de la Copa de las Confederaciones Sudáfrica 2009 disputada entre España y su selección por marcar un gol y participar en el otro, afirmó que "jugar en una final siempre es emocionante".

"Será un juego difícil", señaló, y afirmó: "vamos a frustrar a nuestros oponentes".

Igual que Murphy elogió "el secreto" del Fulham, el húngaro Zoltan Gera sólo tuvo buenas palabras para su entrenador. "Siempre antes de un partido nos dice sólo cosas buenas" y la preparación previa "es siempre de primera clase", recordó.

Tras eliminar al Hamburgo en las semifinales, el Fulham acudirá a su cita precisamente en esa ciudad alemana para medirse con el Atlético sólo tres días después de enfrentarse en la jornada final de la Liga inglesa al Arsenal, un partido que el club solicitó adelantar al sábado, pero la "Premier" no aceptó su petición.

EFE 

COMENTAR
GUARDAR