Pasto, última oportunidad de Prince con Bucaramanga en el Torneo Postobón
Archivo

Pasto, última oportunidad de Prince con Bucaramanga en el Torneo Postobón

Los directivos del conjunto 'canario' le dieron el ultimátum al estratega ocañero: mejora el nivel de juego y gana este domingo o se va.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de mayo 2010 , 07:30 a. m.

Después de 11 jornadas, en las que el equipo hasta ahora nunca mostró la cara que sus directivos y aficionados esperan, al técnico se le acabó el crédito. Actualmente, con solo 16 puntos (48,5 por ciento de rendimiento), Bucaramanga es noveno en la clasificación del Torneo Postobón 2010, muy lejos de los puestos de privilegio para los cuales se conformó una nómina numerosa y costosa.

Por eso, a medida que transcurrieron los partidos, la paciencia se fue agotando hasta que, a mediados de esta semana, el anuncio fue inevitable.

 

El propio Prince, que llegó a finales del año pasado para reemplazar al vallenato Jesús 'Kiko' Barrios, con el que el equipo santandereano no pudo conseguir el ascenso a la Primera División, tras perder la final del ascenso con Cortuluá y luego la Promoción con Deportivo Pereira, es consciente de la situación. "Si no gano el domingo, a las 6:05 de la tarde paso la renuncia", les dio a los periodistas luego de una práctica esta semana. Una difícil situación que los jugadores saben no tiene reversa.

 

Hasta ahora, Bucaramanga mostró un buen comportamiento defensivo, el sello característico de los equipos del 'Nano' Prince, que le permitió sumar de visitante. Sin embargo, cada vez que le toca proponer fútbol ofensivo, como corresponde para un equipo grande y más en condición de local, las limitaciones salen a flote. En el mediocampo no hay un jugador que marque la diferencia y adelante, a pesar de sus pergaminos, los delanteros siguen con 'la pólvora mojada'.

 

Las cifras conforman estas apreciaciones: Bucaramanga es la segunda delantera menos efectiva del torneo (9 goles, al lado de Expreso Rojo, Centauros y Atlético Juventud) y la cuarta mejor defensa (10 goles, superado solo por Bogotá, 8; Itagüí y Patriotas, 9). Entonces, no hay más remedio que salir del letargo, reaccionar de manera vigorosa, mostrar una cara diferente y, sobre todo, ganar. De lo contrario, la próxima semana arrancará con novedades internas para el elenco bumangués.

Deportivo Pasto, por su parte, logró sacar la cabeza del agujero en el que estaba tras derrotar el pasado fin de semana a Bogotá, por la mínima diferencia. Este domingo, además, el técnico tolimense Jorge Luis Bernal, con el que el año pasado cumplió una buena labor en la Primera División, a pesar del descenso, se reestrenará en el banquillo para sustituir al despedido Hernán Darío Herrera. El partido del pasado fin de semana lo dirigió Jesús Suárez, que ahora seguirá como asistente técnico.

 

Bucaramanga descendió en 2008 y Pasto lo hizo en 2009. Son dos equipos de historia y tradición en la A, pero el destino los enfrenta ahora en la B. Partieron como grandes favoritos al título y con apenas una porción de la campaña cumplida a uno ya le explotó la crisis y el otro busca un paliativo que le evite correr la misma suerte. Un paliativo que, valga decirlo, solo tiene un significado: victoria.

 

COMENTAR
GUARDAR