En Rionegro, Academia quiere salir de su letargo para huirle a la cola
Archivo

En Rionegro, Academia quiere salir de su letargo para huirle a la cola

El conjunto antioqueño viene de perder su invicto como visitante y necesita la victoria para no correr el riesgo de abandonar el grupo de los ocho mejores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de abril 2010 , 05:57 p.m.

Así de apretada está la tabal de posiciones del Torneo Postobón 2010 en la zona media: una victoria lo catapulta a los puestos de privilegio; una derrota lo entierra en el fondo. El pasado fin de semana, en Santa Marta, Rionegro sabía que un triunfo lo dejaba respirándole en la nuca a su rival regional Itagüí, nuevo líder del certamen; sin embargo, la derrota (1-2) contra Unión Magdalena lo frenó en la sexta casilla, a 4 puntos de las 'águilas doradas', pero apenas uno por encima del octavo (Pacífico).

Por eso, los dirigidos por Wiston Cifuentes, que no podrán contar con Johan Muñoz y Mario García, ambos suspendidos, están obligados a conseguir la victoria en esta, su segunda presentación de la campaña en su escenario natural, la nueva gramilla sintética del estadio Alberto Grisales, en el oriente antioqueño. Además, porque los números de los 'leones' paisas son muy deficientes en condición de local: apenas 8 puntos (rendimiento del 53,3 por ciento), producto de dos triunfos, dos empates y una derrota.

De hecho, aunque Rionegro sigue siendo el mejor visitante del certamen, también es el penúltimo local. A su favor puede decirse que lo perjudicó esa romería a la que debió someterse en los meses anteriores, cuando jugó los primeros cuatro partidos en plazas diferentes (una por fecha). El reencuentro con la afición del Alberto Grisales, en todo caso, no fue satisfactorio, pues el pasado 17 de abril empató sin goles con el Atlético La Sabana, entonces líder de la clasificación.

Lo cierto, en todo caso, es que en casa Rionegro no rinde lo mismo que acredita como visitante y ese desbalance lo tiene en una posición incómoda en la tabla. Este es un equipo cuyo estilo está diseñado para contragolpear, porque no cuenta con un jugador generador de ideas ofensivas en el medio, y por eso le cuesta tan a la hora de verse obligado a proponer. Y esa es una circunstancia que sus rivales han sabido aprovechar para arrebatarle puntos valiosos.

Algo que intentará hacer el irregular Academia de Bernardo Redín. El conjunto 'mandarina' viene de empatar en su patio con Valledupar (2-2), en un partido abierto, pero de flojo nivel técnico. Y, lo que más preocupa, los antecedentes por fuera de su casa son nefastos: el elenco capitalino es, junto con Pasto y Atlético Juventud, uno de los que todavía no sumó a domicilio. Acredita cuatro derrotas en igual número de presentaciones, con solo 4 goles anotados y 12 recibidos.

En la última salida, a Santa Marta, realizó un buen partido, pero igual fue superado en el marcador final por el Unión Magdalena (3-2). Y siguen los terribles problemas defensivos, sin importar el módulo táctico que se emplee; una confirmación de que en el fútbol lo que menos importa es el esquema, porque la única verdad la tienen los jugadores en el campo de juego, un aspecto en el que Academia tiene saldo en rojo. Lo peor para los capitalinos es que una nueva caída, sumada a una combinación de resultados favorables para sus rivales más cercanos, podría significar caer en el sótano de la clasificación.

 

COMENTAR
GUARDAR