"Era imposible pensar que íbamos a estar en la final sin sufrir", aseguró Quique Sánchez Flórez
Archivo

"Era imposible pensar que íbamos a estar en la final sin sufrir", aseguró Quique Sánchez Flórez

El entrenador del Atlético de Madrid expresó su inmensa felicidad por la clasificación del equipo para la final de la Liga Europa y por la capacidad de lucha que demostraron sus jugadores.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de mayo 2010 , 09:51 a. m.

"Estamos infinitamente felices por llegar a la segunda final, infinitamente felices por la afición e infinitamente felices por lo que se estará viviendo en Madrid", afirmó el técnico, que valoró especialmente la clasificación lograda en Liverpool por las dificultades que atravesó el club durante la temporada.

"Se suelen medir las alegrías en función de la profundidad de donde vienen y este año veníamos de una situación muy profunda, en la que había que apretar mucho para poder respirar. Tengo memoria y todos nos acordamos de lo que nos ha costado levantarnos", señaló.

El técnico valoró lo logrado, pero también la trayectoria en esta competición, en la que eliminaron al Galatasaray, al Benfica y al Valencia, y destacó que fue gracias a que el equipo fue "fuerte mentalmente, intenso físicamente y bueno tácticamente".

En el partido, en el que se vio eliminado tras el 2-0 conseguido por Benayoun en el minuto 4 de la prórroga, fue decisivo que "el equipo fuera capaz de recomponerse", explicó Quique, convencido de que el Atlético fue mejor en el conjunto de la eliminatoria.

Sobre la celebración en el vestuario al término del choque, dijo que era "indescriptible", con los jugadores actuando como si fueran "niños de colegio".

"Es una satisfacción, cuando uno dirige a un grupo, verlos así de felices, así de comprometidos con su escudo, su camiseta y su club. Es una gran satisfacción y también lo es la gran comunión con la afición. Como entrenador, tengo mucha suerte de estar aquí al frente y poderlo disfrutar", declaró.

El 12 de mayo en Hamburgo, el Atlético español será el único representante español en una final europea, algo que hubiera sido difícil de pronosticar a principio de temporada, un hecho que el entrenador colchonero consideró "un orgullo".

El rival será el Fulham, la gran sorpresa de esta competición y un equipo del que Quique no se fía: "yo desconfío siempre de los equipos que llegan a una final. Pienso que seguramente será un equipo muy competitivo y muy inglés, es decir, muy difícil".

EFE 

COMENTAR
GUARDAR