Unión Magdalena le ganó 2-1 a Rionegro, en el duelo de la fecha en la B
Apuestas Futbolred
Archivo

Unión Magdalena le ganó 2-1 a Rionegro, en el duelo de la fecha en la B

Ahora, el conjunto samario es tercero de la clasificación, con 19 unidades, es decir, dos menos que las acreditadas por Itagüí, el nuevo líder, y Atlético La Sabana.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de abril 2010 , 03:12 p. m.

De paso, los dirigidos por Carlos Silva son los únicos que, en su casa acreditan rendimiento perfecto: esta fue la quinta victoria en igual número de presentaciones, algo que ya no pueden exhibir Itagüí (cayó el pasado fin de semana) y La Sabana (que sorpresivamente perdió este domingo con Patriotas).

Un triunfo que, así mismo, significó la pérdida del invicto como visitante por parte de Rionegro, que tenía dos éxitos y tres empates en sus anteriores salidas.

 

Una victoria que, además, costó sudor y esfuerzo porque, tal y como se esperaba, el conjunto antioqueño se la puso bien difícil. De hecho, logró superarlo nítidamente en el primer tiempo, al cabo del cual el visitante se fue ganador por la mínima diferencia.

El juego fue equilibrado, con acciones importante para ambos elencos, pero fue Rionegro el que mejores ocasiones creó. Unión Magdalena lucía sorprendido por la actitud de su rival, que no llegó a Santa Marta a esconderse, sino que buscó el partido.

 

El gol de la apertura se produjo a los 37 minutos, a través de un cobro de tiro penalti. El autor fue Juan Camilo Piedrahíta, que de esta manera llegó a 6 tantos en el torneo e igualó al cesarense Álvaro Barros, de Academia, en lo más alto de la tabla de convertidores.

Para el segundo período, el técnico local movió sus fichas en procura de la solución a los problemas: Cristian Restrepo y Rafael Júnior Martínez les dieron sus lugares a Armando Vargas y James Castro, respectivamente, en modificaciones que buscaban mayor tenencia del balón y efectividad en el ataque.

 

Los resultados, para fortuna de los intereses locales, fueron los esperados. Unión Magdalena fue otro equipo en la segunda etapa y el que pasó los inconvenientes fue Rionegro.

Fruto de esa nueva actitud, el local llegó al empate con rapidez, a los 6 minutos. También fue con tiro penalti, este ejecutado por el portero Andrés Peláez para estrenarse como goleador. A partir de ahí, el partido volvió a ser equilibrado y con opciones para ambos bandos, como en el primer tiempo.

 

A medida que pasaban los minutos, Rionegro se afianzaba en su campo consciente de que el punto le servía. En cambio, Unión Magdalena arreciaba sus ataques en procura de una victoria que le permitiera mantener su rendimiento perfecto en casa y, más importante, ascender en la tabla de posiciones.

Y de tanto insistir, al final el local tuvo su premio: fue a los 42 minutos, en una jugada en la que Wilman Aguirre, que este año no había logrado convertir, se reconcilió con el gol.

 

Estaba previsto como el clásico de la jornada y así resultó. Los dos equipos se brindaron enteros en procura del triunfo y al final este quedó en poder del que fue más efectivo y, sobre todo, del que mostró una mejor actitud. Ahora, por fin, Unión Magdalena está en los puestos de vanguardia, donde sus hinchas esperaban verlo desde hace rato, y con un nuevo objetivo: el liderato.

 

En la próxima jornada, la duodécima de la programación del Torneo Postobón 2010, Unión Magdalena será visitante en Tunja, donde lo espera el Patriotas de Carlos Mario Hoyos. Mientras, Rionegro regresará a su casa para recibir al irregular Academia.

 

COMENTAR
GUARDAR