En el Torneo Postobón, Pasto venció 1-0 a un Bogotá que profundiza su crisis
Apuestas Futbolred
Archivo

En el Torneo Postobón, Pasto venció 1-0 a un Bogotá que profundiza su crisis

Luego de dos caídas en serie, el conjunto nariñense logró un triunfo que le permite ascender al duodécimo lugar, justamente por debajo de su víctima de turno. Jefrey Díaz marcó el gol del triunfo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de abril 2010 , 03:13 p. m.

En la primera presentación sin el técnico Hernán Darío Herrera en el banquillo, Deportivo Pasto logró una trabajada victoria por la mínima diferencia.

Fue la cuarta de una irregular campaña que ahora podría tomar nuevos rumbos, gracias a que el conjunto pastuso volvió a quedar al mano del tolimense Jorge Luis Bernal, el mismo con el que cumplió una destacada labor en el segundo semestre del año anterior, cuando militaba en la primera división.

 

Aunque el nivel de juego una vez más fue deficiente, en esta oportunidad al menos se consiguió una victoria que permite recuperar terreno en la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010 y, sobre todo, recobrar la confianza.

Una confianza que Bogotá perdió hace rato y que le está costando muy caro: en los últimos seis partidos apenas anotó un gol, ajustó tres derrotas en serie y cayó al undécimo puesto, por fuera de los ocho mejores, por primera vez en la campaña.

 

En el primer tiempo disputado en el estadio La Libertad, las principales novedades fueron disciplinarias. A falta de buen fútbol y emociones en las áreas, buenas fueron las expulsiones. La primera se produjo bien temprano, apenas a los 14 minutos, cuando el árbitro vallecaucano Juan Quiñones envió al camerino al veterano Harry Castillo, de Bogotá.

Luego, sobre los 37 minutos, se equilibró la balanza cuando Danny Cano también vio la cartulina roja. Era la muestra de que los nervios podían más que la capacidad de dos equipos venidos a menos y urgidos de la victoria.

 

En el período complementario, con más espacios, fue poco lo que cambió. Con un fútbol insulso, sin profundidad ni creatividad, Deportivo Pasto y Bogotá justificaron la posición que ocupan en la tabla y naufragaron en su impotencia.

Fue un concierto de errores que desnudó las limitaciones de uno y otro. Parecía un artido clavado para el cero, hasta que a 10 minutos del final apareció el guajiro Jefrrey Díaz y le dio la victoria al dueño de casa.

 

Mientras el técnico Bernal asume en propiedad su nuevo cargo, la victoria le da un respiro al Pasto, que en la próxima jornada, la duodécima de la programación, estará enfrentando al Bucaramanga como visitante.

Bogotá, por su parte, sigue su caída libre y nada de lo que el técnico Oswaldo Durán implementa produce los resultados esperados. Ahora, intentará la reivindicación el próximo fin de semana, cuando reciba la visita del colero Atlético Juventud.

 

COMENTAR
GUARDAR