Lánguido empate sin goles entre Real Santander y Expreso Rojo
Archivo

Lánguido empate sin goles entre Real Santander y Expreso Rojo

Este resultado pone en riesgo la permanencia de los santandereanos en el grupo de los ocho mejores del Torneo Postobón 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de abril 2010 , 04:52 p.m.

Fue un flojo partido el que se observó este sábado en la gramilla sintética del estadio Alfonso López, de Bucaramanga. Sin ideas y con excesivo de individualismo, Real Santander fue incapaz de descifrar el esquema defensivo propuesto por Expreso Rojo, que estuvo cerca de llevarse los 3 puntos. De esta manera, el conjunto dirigido por Johan Meza, que venía de conquistar una buena victoria en Tunja sobre Patriotas, volvió a perder puntos en su patio (por tercera vez en lo que va corrido del certamen).

 

Los escasos 300 aficionados que se apostaron en las tribunas del máximo escenario futbolístico de los santandereanos terminaron aburridos con el accionar del elenco 'albo'. Como parece haberse vuelto una incómoda costumbre, Real Santander expuso más ganas que fútbol y esta vez, para colmos, se perdió el funcionamiento como equipo y las individualidades quisieron resolver los problemas, sin conseguirlo. Un ambiente propicio para que el visitante, con orden y paciencia, hiciera su negocio. Y, lo hizo.

 

Tal y como lo había demostrado en ocasiones anteriores, Real Santander exhibió limitaciones a la hora de atacar. Este es un equipo que juega muy bien de contragolpe, que sabe aprovechar los espacios que le concede el rival, que se defiende con orden y ataca con sorpresa. Todo eso, sin embargo, es más fácil de realizar cuando actúa en condición de visitante que como local y, por eso, una vez más sus limitaciones quedaron al descubierto. Para su fortuna, Expreso Rojo tampoco encontró el gol y al menos se pudo salvar  un punto.

 

Los reiterados avances del dueño de casa terminaban en los pies de los jugadores rivales por la mala entrega (este fue el gran dolor de cabeza de la tarde) o por el exceso de individualismo que facilitaba la labor defensiva de los albirrojos de Zipaquirá. Por esto mismo, a veces, Real Santander quedó mal parado y a merced del contragolpe de su rival, que no pudo sacar provecho de estas circunstancias, aunque en varias ocasiones llevó susto a los predios defendidos por Jony Yepes.

 

Ni siquiera los cambios realizados por el técnico Meza le dieron a Real Santander la claridad y profundidad de las que careció a lo largo del partido. Para su infortunio, los jugadores que ingresaron al campo se contagiaron de los mismos males que aquejaban a sus compañeros y, por ende, no fueron la solución esperada. Y, como es habitual, a medida que el reloj consumía los minutos, Expreso Rojo se hacía más fuerte en defensa para ahogar cualquier intento del local.

 

Ahora, Real Santander quedó a la espera de los resultados de Unión Magdalena y Bucaramanga, que juegan este domingo, para saber si este lánguido empate le basta para continuar entre los ocho mejores o, por el contrario, lo castiga con un descenso en la clasificación. Expreso Rojo, por su parte, aunque sigue en puestos de retaguardia, se fue conforme con el resultado y porque sumó en condición de visitante, algo que se le había vuelto una complicación.

 

El próximo fin de semana, en desarrollo de la duodécima fecha del Torneo Postobón, Real Santander estará en Cali visitando a un Dépor que ya lo igualó en la tabla y que viene en ascenso. A Expreso Rojo, por su parte, le toca bailar con la más fea, como se dice popularmente: esperará en su casa al líder Atlético La Sabana.

 

 

COMENTAR
GUARDAR