"Es difícil reponerse cuando uno pierde la mamá", contó Daniel Arango
Archivo

"Es difícil reponerse cuando uno pierde la mamá", contó Daniel Arango

El volante de Nacional, que será titular ante Envigado, renació después de un año difícil. "Hubo mucho llanto cuando estuve afuera de la cancha pero tuve mucha fortaleza para regresar", comentó.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de abril 2010 , 08:00 a.m.

Huellas en el cuerpo y tachas imborrables en el corazón. Diversas lesiones opacaron la naciente carrera de Daniel Arango el año pasado pero quizá el golpe más fuerte que le asestó la vida a sus 19 años, fue la muerte de su madre Flor María Gómez.

Para los que escuchan por primera vez su nombre, Arango es volante de marca mixto de Atlético Nacional, "cuando tengo la pelota aporto en ataque, armo paredes y pongo a jugar a los delanteros, pateo de afuera y sin la pelota, mucha marca y mucho sacrificio".  Debutó con el verde el 5 de octubre de 2008 en la victoria 0-1 ante Cúcuta en el Estadio General Santander.

Estuvo en las divisiones menores del Envigado hasta los 16 años. Una tarde de febrero José Fernando Santa, técnico de las divisiones menores 'verdolagas' lo observó y lo fichó de inmediato.

Por la proyección del jugador que fue figura del equipo de Copa Colombia de 2008, se daba como inminente su ascenso al equipo profesional. Pero los avatares del destino cambiaron el curso de la historia.

Doña Flor, también progenitora de Miguel Arango delantero de Envigado, partió sin decir adiós. "Viví los momentos con mucha angustia porque quería estar en la cancha", dijo con prisa como no queriendo recordar.

Después vinieron las lesiones porque su cuerpo estaba débil e inapetente de fútbol. Pero no hay mejor cura que el tiempo y tanto sus heridas físicas como sentimentales fueron sanando de a poco. "Hubo mucho llanto cuando estuve afuera pero tuve mucha fortaleza y mucho trabajo. Ahora se me da esta linda posibilidad de volver", añadió con un mejor semblante.

Arango regresa al ruedo después de un año complicado. Vuelve en el momento crucial para el 'verde' que necesita ganarle a Envigado para seguir prendido en la lucha por las semifinales y con la responsabilidad de sustituir la labor de Jairo Patiño.

"Es un momento jodido para el equipo porque tiene que ganar los cuatro partidos que tiene. Es una obligación y una responsabilidad grande por el momento que estamos atravesando en la tabla de posiciones. Todos estamos mentalizados en ganar y acercarnos al liderato," expresó.

Los dolores son 'periódicos de ayer' para Daniel Arango. Ahora quiere cumplirle al técnico Santa y retomar el sueño que quedó pendiente el año pasado cuando las lesiones y la partida de su madre, dejaron huellas en el cuerpo y tachas imborrables en su corazón...

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR