Terry, a pesar de su mala actuación en el último partido, recibió el respaldo de Ancelotti
Apuestas Futbolred
Archivo

Terry, a pesar de su mala actuación en el último partido, recibió el respaldo de Ancelotti

El capitán del Chelsea volvió a cosechar las críticas de la prensa británica tras el último episodio comprometedor, que le costó su expulsión en el partido contra el Tottenham.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de abril 2010 , 11:05 a. m.

A pesar de dejar al equipo con diez jugadores, Terry recibió el respaldo público de su entrenador, el italiano Carlo Ancelotti, quien no obstante admitió que su capitán no jugó bien en White Hart Lane, donde los "blues" perdieron por 2-1.

"Todo el mundo está observando demasiado sus acciones. Quizás a veces ha tenido algunos problemas y no ha jugado muy bien, quizá el sábado no jugó muy bien, pero hay que ver la temporada entera de John Terry, que es absolutamente fantástica", dijo Ancelotti en un comunicado difundido a través de la página web del club.

"Yo fui jugador y sé que como jugador a veces pierdes el control y cualquiera puede hacerlo", comentó el italiano en referencia a los insultos dedicados por Terry a los hinchas del Tottenham, que venían provocándolo desde el comienzo del partido.

Primero, unas manos del jugador dentro del área en el minuto 15 llevaron a un penalti que permitió el primer gol de los "Spurs" en su campo, con un lanzamiento de Jermain Defoe.

Esa infracción le costó a Terry una cartulina amarilla que volvió a ver cuando el árbitro P. Dowd quiso castigarlo por su enfrentamiento verbal con los hinchas de los "Spurs".

Para Ancelotti, "John Terry está ahora bajo presión", aunque reconoció que "todo el mundo está bajo presión en estos momentos".

"La presión es normal. Tener presión al final de la Premier es normal. Estamos en los primeros puestos de la tabla y creo que tenemos menos presión que otros equipos", dijo Ancelotti, según recoge, entre otros diarios británicos, "The Sun".

Según el técnico el sábado "no fue un buen día para Terry", como tampoco lo fue para su equipo, que tiene a sólo un punto al segundo clasificado, el Manchester United, gracias a la victoria que se anotaron los hombres de Alex Ferguson en casa del City.

Según un columnista de "The Times", el último "signo de locura" demostrado por John Terry "podría costar el título de liga al Chelsea".

El mayor escándalo publicado sobre Terry sonó a principios de este año, cuando los tabloides británicos dieron a conocer su aventura con Vanessa Perroncel, amiga de su mujer y quien fue la pareja del hoy lateral izquierdo del Manchester City Wayne Bridge.

Además de la decisión de Fabio Cappello de retirarle la capitanía de la selección inglesa, Terry se vio obligado a pagar a su ex amante para evitar que contara detalles de su "affaire".

Poco después, en marzo, John Terry arrolló con su coche a un empleado del Chelsea a la salida del estadio de los "blues" tras la derrota impuesta por el Inter de Milán, que supuso la eliminatoria del club inglés de la Liga de Campeones.

El incidente ocurrió cuando el jugador abandonaba las instalaciones del estadio del Chelsea, junto a su mujer, y su coche fue acorralado por numerosos hinchas, lo que impidió que Terry, quien conducía en ese momento, no viera a uno de los guardias de seguridad.

El atropellado quedó tirado en el suelo, sin que el central esperara a comprobar su estado.

En los últimos meses también se habló de entradas muy duras de Terry en el terreno de juego contra algunos de sus oponentes, lo que, unido a un peculiar perfil familiar, reúne los ingredientes necesarios para que su conducta sea cada día atendida por la prensa.

La revista "Celebs", suplemento dominical del "News of the World", se encargaba este fin de semana de recordar las acusaciones y el arresto del padre de Terry, Ted, de 55 años, por traficar con cocaína, así como la afición de su madre, Sue, de 50 años, a llevarse prendas de ropa y provisiones de comida sin pagar.

EFE

COMENTAR
GUARDAR