Dépor-Pasto: el peor local recibe a uno de los peores visitantes del ascenso
Archivo

Dépor-Pasto: el peor local recibe a uno de los peores visitantes del ascenso

Estos dos rivales se midieron hace ocho días en las faldas del Galeras y el triunfo les correspondió a los caleños, por cuenta de 2-1.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
17 de abril 2010 , 07:11 a.m.

Ahora, entonces, el conjunto nariñense espera devolver las atenciones y llevarse del estadio Pascual Guerrero el botín completo para cuadrar caja y, sobre todo, apaciguar los vientos de crisis. Es que, dicen en las calles de Pasto, la continuidad del técnico Hernán Darío Herrera depende del resultado del partido que se jugará este domingo a las 5:30 de la tarde, una vez concluido el duelo entre Cali y Cortuluá, válido por la Liga Postobón. Aunque nadie lo confirmó (tampoco fue desmentido oficialmente), Pasto asumirá este juego con el preaviso a cuestas.

Esas son las consecuencias de una inesperada derrota como la sufrida el pasado domingo. Una caída que terminó por exacerbar los ánimos ya caldeados de los hinchas pastusos, que no entienden cómo su equipo juega tan mal y, peor aún, ocupa una posición tan comprometedora. Pasto, no sobra recordarlo, es duodécimo de la clasificación, con apenas 10 puntos (37,0 por ciento de rendimiento), producto de tres victorias, un empate y cinco reveses. De hecho, solo Valledupar, con 6, perdió más veces que los dirigidos por 'El Arriero'.

El problema es aún mayor si se tiene en cuenta que, después de cuatro salidas, Pasto todavía no sumó como visitante. Es el único de los 'grandes' de la categoría que tiene récord nulo en esta campaña, con un detalle muy preocupante: en esos 360 minutos de juego apenas anotó un gol. Una palmarés que, en todo caso, los jugadores pastusos deberán olvidar este domingo, cuando no tienen una alternativa diferente a la de la victoria para recuperar parte del terreno cedido y, sobre todo, para aplacar a una crisis que avanza galopante.

Dépor, por su parte, intentará dejar de ser el peor local del certamen, una incómoda posición a la que llegó después de perder dos de los cuatro partidos que disputó como dueño de casa. Bogotá y Alianza Petrolera (el día que acabó una racha de 61 partidos consecutivos sin ganar como visitante) se llevaron el botín completo del estadio Pascual Guerrero, aunque los dos últimos rivales de los dirigidos por Álvaro Zuluaga se fueron con las manos vacías: Valledupar (2-0) y Centauros (1-0).

Una mejoría que el conjunto caleño, que es décimo en la tabla, con 11 puntos (40,7 por ciento de rendimiento), quiere confirmar frente a un equipo que llega con la soga al cuello, obligado a arriesgar. Son ya tres los partidos consecutivos que acredita Dépor sin conocer la derrota y todos confían en que esa racha de extienda para, por qué no, incluir su nombre entre los ocho mejores del Torneo Postobón 2010. A medida que transcurren las fechas, el elenco caleño juega mejor y eso tiene entusiasmados a sus hinchas.

El peor local recibe a uno de los peores visitantes, una rara combinación que hace el pronóstico prácticamente impredecible. Por la ubicación en la tabla de posiciones, ambos tienen que arriesgar y buscar la victoria. Más el Deportivo Pasto, que llega en deuda y con la crisis golpeando cada vez más fuerte a su puerta. Ingredientes de sobra para que se dé un partido interesante.

 

COMENTAR
GUARDAR