Laporta y Cruyff entregarón el trofeo de la 'Champions' en el Santiago Bernabéu
Archivo

Laporta y Cruyff entregarón el trofeo de la 'Champions' en el Santiago Bernabéu

El presidente y presidente de honor del Fútbol Club Barcelona, llevaron la Copa a Madrid, que la custodiará hasta la próxima final, el 22 de mayo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de abril 2010 , 05:48 a.m.

En un acto cargado de morbo por la rivalidad entre el Barcelona, vigente campeón y aspirante de nuevo al título, y el Real Madrid, club que más Copas de Europa ganó y anfitrión de una final que no juega desde 2002, los representantes del equipo azulgrana dejaron el trofeo en manos de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española.

Villar, que tuvo que suplir al presidente de la Uefa, Michel Platini, ante la imposibilidad de éste de trasladarse a Madrid por los problemas de navegación aérea, dejó el trofeo a su vez en manos del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón ante la mirada de Raúl González, Kaka, Cristiano Ronaldo y la cúpula directiva del Real Madrid en pleno, con Florentino Pérez, Jorge Valdano, Miguel Pardeza y Emilio Butragueño, embajador de la final.

Gallardón, que deseó suerte al Barcelona en el camino que le resta hasta la final, aseguró que la capital "se siente honrada, emocionada y con un profundo sentido de responsabilidad" por albergar la final, cuyo "impacto económico para la ciudad puede alcanzar 70 millones de euros".

"No defraudaremos la confianza que significa habernos elegido. Es una oportunidad de mostrar al mundo cómo esta ciudad siente y vive el deporte, más aun por la especial vinculación con la Copa de Europa de Madrid, donde reside el máximo goleador de la competición, Raúl González, y el equipo que más veces la ha ganado", dijo tras desear que el Real Madrid "consiga pronto la décima".

Gallardón aseguró que la ciudad volverá a dar lo mejor de sí misma para que la final del día 22 sea la mejor de las celebradas, en "un estadio mítico, con aforo para 80.000 espectadores", que acogerá su cuarta final, y se comprometió a dar "un ejemplo de organización, seguridad y hospitalidad".

Después de que Florentino Pérez prometiera que si el Barcelona llega a la final hará "todo lo posible para que se encuentre como en su casa" y de que Laporta "agradeciera el juego limpio" de su eterno rival y la ayuda de la capital, el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, auguró "una gran final".

"Para el fútbol español es un acontecimiento extraordinario y también que la organice el club que más copas ha ganado. Madrid es una ciudad que respira fútbol, muy cariñosa", dijo Villar, que expresó su satisfacción por la disputa de la final en sábado y por su coincidencia en la misma semana con la final femenina de la competición, el 20 de mayo en Getafe.

El embajador de la final y responsable de relaciones institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, señaló que "el Bernabéu significa mucho en la historia del fútbol" y destacó la "hospitalidad, la pasión y la historia de la ciudad" que encontrarán los que acudan a la final.

Tras el acto, al que asistió una amplia representación del mundo del fútbol, el trofeo permanecerá en la sede del ayuntamiento y saldrá de gira por la capital del 19 de abril al 14 de mayo. El recorrido se iniciará el próximo lunes con su exhibición en la Puerta del Sol y contempla también su traslado hasta el parque del Retiro.

EFE

COMENTAR
GUARDAR