Expreso Rojo falló dos penaltis y solo pudo empatar en casa de Pacífico (1-1)
Archivo

Expreso Rojo falló dos penaltis y solo pudo empatar en casa de Pacífico (1-1)

De manera increíble, en menos de 10 minutos, el cuadro visitante erró dos tiros penalti, en el primer tiempo, y terminó condenado al empate.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de abril 2010 , 04:14 p.m.

Una situación poco habitual en un partido de fútbol fue la que se presentó este domingo en el campo del Polideportivo El Cristal, de Buenaventura, cuando Expreso Rojo, en apenas 6 minutos, gozó de dos tiros penaltis ¡y ambos los erró!

El portero local Enrique Guevara terminó convertido en el héroe de Pacífico, a atajar los disparos de Jesús Aldo Flórez, primero, y Jorge Mosquera, después. Con este resultado, el cuadro albirrojo continuó como el colero del Torneo Postobón 2010.

En anteriores confrontaciones, Expreso Rojo se había quedado con las manos vacías o con un botín exiguo luego de realizar buenos partidos.

Esta vez, sin embargo, la victoria se le escapó de las manos por incapacidad propia, al no saber aprovechar las oportunidades que tuvo para derrotar a un Pacífico que, por tercera ocasión en cinco partidos, cedió puntos en casa.

Un resultado que, valga decirlo, a ninguno de los dos le sirvió, porque unos y otros continuaron en la parte baja de la tabla de posiciones.

El partido fue equilibrado, con acciones en ambos arcos, pero con una característica similar para los dos equipos: la falta de definición. Algo que quedó claramente evidenciado a los 27 minutos cuando el árbitro nariñense Nelson de la Cruz señaló el punto penalti a favor de visitante.

Al frente del balón se paró Flórez, cuyo remate fue contenido por Guevara. Podría pensarse que se trataba de una situación normal de juego, pero lo increíble fue que se repitió.

En efecto, a los 33 minutos de nuevo Expreso Rojo tuvo un penalti a su favor y esta vez fue Mosquera el que no tuvo los argumentos para vencer a un Guevara que causó delirio entre los aficionados que asistieron al escenario vallecaucano.

En medio del desconcierto del visitante, Pacífico sacó fuerzas de la adversidad ajena para adueñarse del balón y tratar de conseguir la ventaja, algo que no se dio durante el resto del primer tiempo.

En la parte complementaria, el técnico local John Mauricio Roa le volvió a apostar al veterano Luis Alberto Moreno Murillo, que en ocasiones anteriores le había salvado los partidos.

Con el morocho en la cancha, el conjunto local ganó algo en juego asociado y mayor profundidad, lo que se reflejó en la apertura del marcador a los 19 minutos por intermedio del defensor Víctor Mosquera. Un duro castigo para Expreso Rojo, que tuvo las oportunidades y las desperdició.

Más oscuro se puso el panorama para los dirigidos por Luis Herney Melo a los 32 minutos, cuando el defensor Leonardo Saldaña elevó el número de expulsados de su equipo en el torneo (ya van 6), al recibir la cartulina roja en un momento crucial del encuentro.

Todo indicaba que se iba a dar una victoria del local, pero Fabián Enrique Prieto, que había comenzado en el banco de suplentes, marcó el empate a 6 minutos del final y provocó la desazón de los aficionados locales. De paso, le evitó a su equipo la que, sin duda, hubiera sido una muy dolorosa caída.

En la décima fecha del Torneo Postobón 2010, el próximo fin de semana, Pacífico estará en la capital de la República enfrentando a Bogotá, que espera levantar cabeza. Expreso Rojo, mientras tanto, será local frente al Atlético Juventud en un partido entre equipos que ocupan posiciones de retaguardia.

 

COMENTAR
GUARDAR