Barranquilla-La Sabana, partido de presentes opuestos
Apuestas Futbolred
Archivo

Barranquilla-La Sabana, partido de presentes opuestos

El local, que rinde poco en esa condición, intentará frenar el impulso del líder del Torneo Postobón 2010, que seguirá en lo más alto de la tabla aún si pierde.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de abril 2010 , 05:05 p. m.

Barranquilla completó cuatro partidos sin conocer la victoria, con balance de dos empates y dos caídas, período durante el cual no anotó goles y, por el contrario, encajó 7.

Así, pasó de ser el único invicto del certamen y uno de los primeros de la clasificación a desplomarse hasta el undécimo lugar, más cerca de la cola que de los puestos de vanguardia. En su casa, además, empató dos de los tres partidos que disputó, así que tiene una gran deuda con sus hinchas.

La Sabana, en cambio, muestra la otra cara de la moneda. Es líder cómodo del certamen, con un rendimiento superlativo del 79,2 por ciento (19 puntos cosechados de 24 disputados); es el equipo que más veces ganó (6), el que menos veces perdió (1), el que más goles anotó (16), el mejor local (5 victorias, rendimiento perfecto) y un aceptable visitante (44,4 por ciento de rendimiento).

Lo mejor es que superó la etapa de equipo revelación y ahora, con sobrados méritos, asumió el rol de protagonista.

Sobre el papel, esta versión del clásico costeño luce abiertamente disparejo. Al Barranquilla parecen haberle caído las siete plagas, mientras que La Sabana goza de cabal salud.

El primero ofrece números rojos y el segundo, registros de excelencia. Sin embargo, se sabe, el fútbol no es una ciencia exacta, ni siquiera una ciencia, y, por eso, cada partido es una nueva historia, una hoja en blanco, una oportunidad. Esa es la mentalidad que debe exhibir el dueño de casa este sábado, cuando a partir de las 3:30 de la tarde se inicien las acciones en el estadio Romelio Martínez.

Barranquilla comenzó el torneo de la mejor manera, invicto durante las primeras cuatro jornadas, practicando un fútbol alegre y mezclado en los puestos de arriba.

Sin embargo, el primer tropiezo, que fue un duro porrazo, significó un drástico cambio en su comportamiento: cayó 0-6 con Bogotá y se olvidó de anotar goles y de ganar. Así, se desplomó en la tabla de posiciones y ahora ve la punta muy lejos y la cola, muy cerca. Este sábado, además, estará sin Yobani Ricardo, su mejor hombre en la ofensiva, suspendidos dos fechas a raíz de la expulsión del pasado fin de semana.

La Sabana todavía no es el buen visitante que se vio el año pasado, temido en todas las plazas por su contundencia ofensiva y su sólida defensiva.

Por fuera de su patio, acredita un triunfo, un empate y una derrota, dolorosa, por demás: cayó 0-5 en Pasto. Sin embargo, el elenco dirigido por Víctor González Scott espera mejorar sus números a domicilio en una plaza que ya no mete miedo, como en el pasado. Gracias a la diferencia de gol, así pierda en Barranquilla, el conjunto sucreño seguirá como líder.

COMENTAR
GUARDAR