Valledupar y Unión, por un triunfo para evitar los vientos de crisis
Apuestas Futbolred
Archivo

Valledupar y Unión, por un triunfo para evitar los vientos de crisis

Un solo punto separa a estos dos equipos, que en la primera mitad de la campaña acreditan números mediocres y están en deuda con sus hinchas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de abril 2010 , 05:02 p. m.

Las expectativas despertadas por la llegada de Óscar Aristizábal a Valledupar no han sido colmadas en las primeras ocho fechas del Torneo Postobón 2010. El elenco verdiblanco es de extremos: gana o pierde.

Lo malo es que pierde más de lo que gana: 5 a 3. Así, está en una incómoda posición 13, con solo 6 puntos (37,5 por ciento de rendimiento) y con el agravante de haber sufrido dos derrotas en casa, una de ellas en la jornada anterior frente a Alianza Petrolera (0-1).

A lo largo de la pretemporada, el técnico antioqueño tuvo increíbles inconvenientes para conformar la nómina, que solo se definió horas antes del pitazo inicial del certamen.

Así, el trabajo de armar el equipo le ha tocado realizarlo en plena competencia, el peor de los escenarios posibles para un entrenador. Por eso, todavía no ha conseguido el equilibrio necesario para alcanzar una posición decorosa y sus demostraciones futbolísticas han sido pobres.

La de Valledupar es una floja delantera (la décima del torneo), con apenas 8 goles anotados en igual número de partidos disputados. En cambio, su defensa está llena de agujeros: encajó 12 tantos.

Ese desequilibrio es el gran dolor de cabeza de Aristizábal, sus jugadores y los hinchas vallenatos, que no entienden cómo su equipo a veces muestra una cara positiva y otras, la mayoría, una negativa llena de errores individuales y colectivos y limitaciones.

Una tónica que no es ajena al Unión Magdalena, su rival de turno. El cuadro samario, uno de los llamados a disputar los puestos de privilegio y considerado uno de los aspirantes al ascenso directo al final de la temporada, no es el mismo que supo ser protagonista en el segundo semestre del año anterior.

La clave de sus inconvenientes está, como en la mayoría de los participantes del certamen, en la falta de equilibrio entre defensa y ataque: recibió la misma cantidad de goles que anotó, 11.

A pesar de que tanto el cuerpo técnico como el grupo de jugadores recibieron la continuidad luego de la buena campaña en el cierre de 2009, los resultados de este primer tramo del Torneo Postobón 2010 no son satisfactorios.

El déficit está en la campaña como visitante, pues al cabo de cinco presentaciones por fuera de su patio solo pudo conseguir un punto (6,7 por ciento de rendimiento), con 4 goles anotados y 8 recibidos. No es, sin duda, el mismo 'ciclón' que hace no muchos meses infundía temor en el resto de plazas, por su poderío ofensivo y las grandes dificultades para vencerlo.

 

Ambos están urgidos de la victoria, porque ya cedieron demasiados puntos y se están alejando de los puestos de privilegio. Y, claro, porque una nueva caída los pondrá más cerca de la cola o, lo que es lo mismo, al borde de la crisis cuando todavía restan muchas fechas por jugar.

COMENTAR
GUARDAR