"La ropa sucia se lava en casa", dijo Barragán sobre cambio de Obelar
Archivo

"La ropa sucia se lava en casa", dijo Barragán sobre cambio de Obelar

El único que salió a dar la cara tras la penosa actuación tras la derrota contra Cortuluá fue el adiestrador de los azules. Los jugadores se fueron de El Campín fuertemente custodiados por la policía.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
08 de abril 2010 , 05:56 a.m.

"Al grupo se lo llevó la tanqueta", aseguró el adiestrador de los azules al finalizar el penoso partido frente a Cortuluá, que se fue ganador de Bogotá.

Ese fue el fiel reflejo de lo que sucedió en el partido que Millonarios perdió 0-2 con Cortuluá y del momento oscuro que viven los azules.

Y es que los hinchas no dan más. En el compromiso ante los vallecaucanos, los cerca de tres mil aficionados que asistieron a ver el encuentro, estallaron y al final querían ingresar al campo a reclamarles a los jugadores azules.

Eso lo entiendo Diego Barragán quien tras finalizar el choque y en unas cortas declaraciones a la prensa afirmó que "lo primero, es pedirle excusas a la gente. Ya ahora vuelve y sale el sol, hay que analizar todo con cabeza fría y tomar determinaciones de la mejor manera".

Cuando el juez Carlos Anaya dio por finalizado el partido, las personas que se encontraban en la tribuna sur y en la parte occidental, se abalanzaron sobre rejas y barandas para desahogar toda su rabia por una nueva derrota de su equipo.

Eso sí, al último que encabezaba la fila, los seguidores embajadores le reconocieron su trabajo y lo mandaron para el camerino entre un mar de aplausos. Ese era el arquero Luis Delgado, quien salvó a Millonarios de una caída más estruendosa.

El ex portero de Real Cartagena saltó a la cancha al inicio del segundo tiempo, ante la pésima noche que tuvo su colega Juan Obelar, que se quedó en el camerino en el entre tiempo y que tuvo responsabilidad en el segundo gol de Cortuluá, tras un tiro libre de 35 metros de John Jairo Montaño.

Sobre lo sucedido con el arquero uruguayo, que tras la segunda anotación de los visitantes, cada vez que tocó la pelota le llovían los silbidos, el DT de los albiazules comentó que "un cambio, lo sacamos y listo. Hay cosas que le deben preguntar a él. La verdad es que no estaba, no estaba".

 

COMENTAR
GUARDAR