Ni contra el colero Centauros, Bogotá pudo volver a cantar un gol
Apuestas Futbolred
Archivo

Ni contra el colero Centauros, Bogotá pudo volver a cantar un gol

Con este resultado, el elenco llanero continuó en el último puesto de la tabla de posiciones y el capitalino perdió la segunda colocación.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de abril 2010 , 06:57 p. m.

Por tercer partido consecutivo, el poderío ofensivo de Bogotá se mantuvo en silencio y la mala racha de los dirigidos por Oswaldo Durán es más evidente que nunca.

Tras la goleada de hace casi un mes sobre Barranquilla (6-0), los 'leones' no han podido ganar y, peor aún, todavía no pudieron anotar un gol, algo que hicieron repetidamente en las primeras cinco fechas (12 tantos). El parón obligado por la contienda electoral del 14 de marzo pasado frenó el impulso del equipo y no ha podido recuperarse.

Algunos podrían pensar que se trata de una visión demasiado alarmista, pues sin que se cumplan los partidos de la octava fecha del Torneo Postobón 2010 previstos para el domingo Bogotá es tercero de la clasificación.

En el peor de los casos, si se llegaran a dar las victorias de Itagüí y Rionegro, caería a la quinta casilla, que no es malo. Sin embargo, lo que preocupa más allá de la posición en la tabla es la evidente merma en el rendimiento, especialmente en lo que a producción ofensiva se refiere y el abierto contraste entre el antes y el después de las elecciones.

Este sábado, en el estadio Manuel Calle Lombana de Villavicencio, Bogotá volvió a mostrar intención ofensiva, pero sin los argumentos necesarios para abrir el marcador.

Una vez más, fue pura tenencia del balón, pero sin productividad, sin la profundidad requerida y, lo peor, sin la contundencia que se busca para liquidar los partidos. Como lo hizo durante las primeras cinco jornadas. Y, claro, a medida que transcurren los minutos, que pasan los partidos y no se marca, cunde el desespero y se entra en un círculo vicioso del que no es fácil salir.

Tampoco fue bueno, de nuevo, lo del local. Centauros ya no es el mismo equipo del segundo semestre del año pasado, que se hacía temible en su casa por el poderío ofensivo que ostentaba.

Ahora, igual que Bogotá, es un equipo que se queda en intenciones, que ofrece muy limitadas variantes ofensivas y que muy rápido se desespera. No en vano sigue en el último lugar de la tabla de posiciones, con solo un partido ganado y la segunda peor delantera del certamen (6 goles en 8 partidos).

No fue bueno el espectáculo que observaron los pocos hinchas que se acercaron este sábado al estadio Macal y así lo manifestaron a través de sus continuas protestas desde las tribunas.

Los dos equipos quedaron en deuda futbolística y los locales, especialmente, ahondaron su distanciamiento con la fanaticada. De nuevo, la continuidad del técnico Eduardo 'El Abuelo' Cruz quedó en entredicho, pues Centauros necesita urgentemente un drástico cambio para salir de esta crisis.

En la novena fecha, el próximo fin de semana, Centauros será local frente a Patriotas en esta suerte de clásico regional. Bogotá, por su parte, será visitante del alicaído Academia en un clásico capitalino que se da en circunstancias particulares para los dos rivales.

COMENTAR
GUARDAR