Cesc Fabregas "soñaba" con jugar en el Camp Nou
Apuestas Futbolred
Archivo

Cesc Fabregas "soñaba" con jugar en el Camp Nou

El capitán del Arsenal admitió que no sabe si tenía la pierna "rota" antes de afrontar el encuentro con el conjunto azulgrana en el Emirates, algo que negó tajantemente su entrenador, Arsene Wenger.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de abril 2010 , 06:44 a. m.

El internacional español sufrió una "pequeña fisura" en el peroné de la pierna derecha que le descartó para lo que resta de la temporada y cuestionó su participación con la selección española en el Mundial de Sudáfrica.

El club inglés indicó en su web que la lesión de Cesc se produjo a causa de la colisión con el barcelonista Carles Puyol durante la idea de los cuartos de final de la Champions (2-2) disputada entre ambos equipos en el Emirates.

Tras ese choque con Puyol, que costó la expulsión del jugador del Barcelona, Cesc marcó el penalti decisivo que igualó el marcador para la plantilla local.

El medio español también fue sancionado con una tarjeta amarilla que le inhabilitaba, en cualquier caso, para afrontar la vuelta en Barcelona.

En declaraciones publicadas por el tabloide británico "The Sun", el centrocampista catalán reconoció su frustración ante su convalecencia.

"Tengo la pierna rota y yo me siento roto también. El penalti que marqué podría ser lo último que hago como jugador del Arsenal esta temporada, pero me tengo que aferrar a la esperanza de que podamos clasificarnos en el Camp Nou, ganar las semifinales y, en ese caso, podría estar recuperado para disputar la final de la Liga de Campeones", comentó el jugador a este rotativo sensacionalista.

Cesc reconoce que "igual es pedir mucho" pero ése es "su sueño" y por lo que "reza" estos días.

"Cuando Carles Puyol me hizo el penalti, todo lo que podía pensar entonces era en coger el balón, ponerlo en el punto de penalti y disparar lo más fuerte posible", recordó.

Ante la posibilidad de que ya entonces estuviera lesionado y preguntado si sintió dolor al asumir ese disparo, respondió que quizá en aquel momento tenía la "adrenalina alta" y por ello no sintió ningún dolor.

"Pero tan pronto empecé a correr para recoger el balón y devolverlo al centro -dijo-, el dolor se convirtió en una agonía".

Además, ante la perspectiva de disputar la vuelta en feudos de su antiguo club, el español reconoció que era algo con lo que había "soñado" en muchas ocasiones.

"He estado soñando con jugar para el Arsenal en el Camp Nou y esto formaba parte de la magia de haber quedado emparejados con el Barcelona", afirmó este jugador, que añadió que nunca negó lo "especial" que era para él el club blaugrana y que había querido "desesperadamente" estar ahí.

Además, el medio también reconoció que no sabía si la fisura se produció ya en el partido liguero que disputó con el Birmingham City en la pasada jornada liguera y que le convirtió en la principal duda de Arsene Wenger hasta el calentamiento previo al duelo europeo con el Barcelona, algo que, por cierto, negó tajantemente el viernes su técnico.

"Alguna gente piensa que podría incluso haberme roto la pierna en el partido que jugamos con el Birmingham una semana antes y, para ser sincero, no lo sé. Sí, la lesión está exactamente en el mismo lugar, pero no salí a jugar con el Barcelona pensando que tenía la pierna rota", apuntó.

EFE

COMENTAR
GUARDAR