Bogotá quiere recuperar su poder ofensivo en la visita a Centauros
Archivo

Bogotá quiere recuperar su poder ofensivo en la visita a Centauros

Solo una fecha le duró al cuadro llanero la alegría de salir del sótano, porque la derrota sufrida hace ocho días volvió a dejarlo en esa incómoda posición.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
02 de abril 2010 , 05:59 p.m.

Cuando los hinchas de Centauros pensaban que el triunfo sobre Expreso Rojo (2-1), hace dos semanas, sería el despegue definitivo siquiera hasta la parte media de la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010, los dirigidos por Eduardo 'El Abuelo' Cruz volvieron a tropezar con la misma piedra y, de nuevo, cayeron al sótano.

El pasado fin de semana, fueron víctimas del Dépor, que en Cali los venció por la mínima diferencia y les recordó la grave crisis de resultados que padecen.

Con una nómina liviana, bien distinta a la que en el segundo semestre del año pasado, con este mismo cuerpo técnico, supo ser protagonista y clasificó a los cuadrangulares después de un año de ayuno, Centauros no levanta cabeza.

El equipo acumula cuatro derrotas en siete presentaciones, ha recibido 10 goles y por ningún lado aparece esa solidez ofensiva que unos pocos meses atrás lo hacía temible. Es que solo convirtió 6 golpes en 7 juegos, muy pocos para un grupo con aspiraciones grandes.

Sumar en casa es la premisa para Centauros, ya que de visitante le ha costado demasiado y no solo en la presente temporada. El problema es que el equipo tiene demasiados problemas para generar volumen ofensivo y, también, para concretar las opciones que se crean.

Al corpulento Célimo Polo se le 'mojó la pólvora' y vallecaucano Mario Sergio Angulo no ha sido la solución esperada. Y, peor aún, las alternativas que prueba el técnico Cruz tampoco permiten salir del atasco.

Segundo en la clasificación, pero con algunos síntomas que comienzan a causar preocupación, Bogotá es el rival de turno. Tras un comienzo fulgurante, como sólido líder, con la mejor delantera y una defensa impermeable, el grupo dirigido por Oswaldo Durán se frenó en las últimas fechas, con una derrota y un empate en casa.

En la última semana de febrero perdió el invicto con Alianza Petrolera en un partido que despertó polémica, pero se recuperó de inmediato con una goleada 6-0 sobre Barranquilla.

Sin embargo, tras el receso obligado por la jornada electoral que vivió el país el pasado 14 de marzo, no pudo anotar goles y solo cosechó un punto de 6 disputados: perdió 0-2 con Valledupar e igualó 0-0 con Itagüí. La alarma se prende por ese abrupto silencio de su poder ofensivo, que había sido el gran sostén del positivo arranque.

Por lo observado en los últimos juegos, Bogotá ya no tiene la misma claridad y, menos, la contundencia de semanas atrás y, por eso, cae en el desespero y termina bloqueado.

Más que intentar recuperar el liderato, que es algo anecdótico, Bogotá llega a Villavicencio con la mira puesta en volver al mismo nivel que le permitió ser durante varias jornadas el mejor equipo del Torneo Postobón 2010 no solo en la tabla de posiciones, sino también en el campo de juego con un fútbol vistoso y contundente.

Centauros, por su parte, tiene la oportunidad de mostrarles a sus hinchas que, contra uno de los candidatos del certamen, están en capacidad dar la pelea arriba.

COMENTAR
GUARDAR