En la B, Bogotá empató 0-0 con Itagüí y jugó con un hombre más 75 minutos
Archivo

En la B, Bogotá empató 0-0 con Itagüí y jugó con un hombre más 75 minutos

Por segundo partido consecutivo, primero en condición de local, los 'cañones' ofensivos del cuadro capitalino fueron silenciados y cedió un empate que sabe a derrota.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de marzo 2010 , 01:19 p.m.

Es que Itagüí, el buen rival que enfrentó en la tarde de este sábado en el estado Alfonso López Pumarejo, de la Universidad Nacional, jugó con uno menos desde los 14 minutos de la primera parte. Sin embargo, y pese a tener la mejor delantera del torneo en las seis primeras fechas, con 12 goles anotados, el cuadro capitalino fue incapaz de vulnerar el arco defendido por el experimentado Roberto Mosquera. Luego de la goleada propinada a Barranquilla, Bogotá frenó su impulso, perdió el invicto y ahora comenzó a ceder puntos en casa.

Sin claridad, sin profundidad y sin puntería, Bogotá fue impotente para sortear las dificultades que le propuso en defensa un aplicado Itagüí, que nunca sintió el jugador de menos. Y no lo hizo por una doble razón: porque se defendió muy bien, con orden, inteligencia y variados recursos y porque,  por otro lado, el local atacó muy mal, con desorden, lentitud, falta de ideas y desespero. Ni siquiera los cambios implementados por el técnico Oswaldo Durán en el segundo tiempo lograron mejorar el funcionamiento y, por eso, el cuadro de casa regresó al camerino con la mueca de disgusto dibujada en el rostro.

La que parecía iba a ser la jugada clave del partido, por el desequilibrio de cargas, se dio antes del primer cuarto de hora. El zaguero Heriberto Velandia, experimentado de mil y una batallas con Independiente Medellín y Atlético Huila, entre otros, le dio un manotazo en la cara a un rival y el árbitro Johan Mosquera, de Huila, le sacó la roja directa. Los jugadores visitantes protestaron largo rato, porque consideraron que se trataba de una jugada fortuita, normal en el desarrollo del juego; el juez, sin embargo, juzgó mala intención.

Con 75 minutos por jugar, y dado el potencial ofensivo exhibido por los 'leones' en sus tres partidos previos en condición de locales, se pensó que iba a ser cuestión de tiempo que llegara el primer gol. Sin embargo, a medida que corría el reloj, Bogotá demostraba una preocupante falta de ideas, escasa movilidad y limitados recursos para enfrentar la sólida defensa antioqueña. Y cuando lograron abrir algún boquete, ahí apareció la figura del arquero Mosquera, que con solvencia resolvió todo a su favor.

Mosquera tuvo considerable trabajo a lo largo de los 90 minutos, pero casi todas sus atajadas fueron normales, respuesta tranquila a tiros sin peligro. Es que Bogotá se limitó a tirar centros o a lanzar remates débiles. Entonces, el morocho, que siempre estuvo bien colocado, se convirtió en una barrera infranqueable sin necesidad de exigirse demasiado. Y, claro, contó con la presta colaboración de sus compañeros, que no ofrecieron ventajas y contribuyeron a sacar el cero.

El cuadro local lució desconectado porque ni David Silva ni Carlos Adonay Acevedo (de muy pobre partido) pudieron aprovechar las condiciones de Harry Castillo, Óscar Méndez, Orlando Ballesteros y Joel Quinto, los delanteros que actuaron esta tarde. Tampoco hubo desborde por las puntas y, cuando se consiguió, los centros fueron desacertados. En resumen, una mala tarde para los 'leones', que por tercer partido consecutivo vieron cómo Itagüí les arrebataba puntos.

Con este resultado, Bogotá sumó 13 puntos e Itagüí llegó a 12, para permanecer en la parte alta de la tabla de posiciones, a la espera de los resultados de La Sabana, Real Santander y Alianza Petrolera. El próximo fin de semana, en desarrollo de la octava fecha del Torneo Postobón 2010, Bogotá visitará a Centauros en Villavicencio, mientras que Itagüí regresará al sur del valle del Aburrá para recibir la visita de Bucaramanga en el clásico de la programación.


 

COMENTAR
GUARDAR