Multan al Hertha Berlín con 50.000 euros por invasión de campo de sus hinchas
Archivo

Multan al Hertha Berlín con 50.000 euros por invasión de campo de sus hinchas

El Tribunal Deportivo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) impuso la sanción, después de que unos 150 hinchas invadieran el campo del Estadio Olímpico tras una derrota del conjunto local.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de marzo 2010 , 08:34 a.m.

Asimismo, como parte de la sanción, en su próximo partido, que enfrentará al equipo berlinés con el Stuttgart el 10 de abril, el Hertha sólo podrá vender a sus seguidores un máximo de 25.000 localidades, de las 74.200 plazas que tiene el campo.

Unas 7.500 entradas se reservarán para los hinchas del equipo visitante.

"Fue un incidente de un alcance que no habíamos tenido nunca en nuestros estadios", señaló el vicepresidente de la comisión de control de la DFB, quien precisó que aunque el club tomó las medidas de seguridad necesarias "no previó que los hinchas problemáticos serían los de casa".

La comisión de control reprendió ya al equipo tras la polémica reacción de sus seguidores, al término del partido que enfrentó al Hertha y al Núremberg, que acabó en victoria de los visitantes por 2-1.

"Hay que dejar claro que eso no se puede consentir", afirmó entonces el responsable de Seguridad de la DFB, Helmut Spahn.

El representante y ex jugador del Hertha, Michael Preetz, admitió que su club pasó ese día "la hora más amarga de su historia", no tanto por la derrota que le condena al descenso, sino por el comportamiento de los hinchas.

"Es un día amargo, la peor hora en la historia del club", dijo Preetz, en relación a los disturbios protagonizados por unos 80 aficionados, primero, a los que se unieron otros tantos, después.

Los hinchas, armados con astas de banderas y otros objetos, generaron destrozos en el banquillo del Hertha y los jugadores tuvieron que ser protegidos por personal de seguridad, en primera línea, hasta que se personó la policía.

El personal de seguridad logró evitar el ingreso de los hinchas iracundos en los vestuarios, mientras los jugadores del Núremberg se retiraban asimismo rápidamente sin tiempo para festejar su victoria.

Cuatro agentes resultaron heridos de levedad y se practicaron unas 25 detenciones.

EFE

COMENTAR
GUARDAR