La grama retornó al corazón del estadio Atanasio Girardot
Archivo

La grama retornó al corazón del estadio Atanasio Girardot

Futbolred acompañó a los obreros de la Alcaldía de Medellín que metro a metro pusieron de nuevo el césped en el rectángulo de juego. El 31 de marzo, miércoles santo, Nacional y Huila la reestrenarán.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
24 de marzo 2010 , 08:42 a.m.

Luego de la inauguración de los IX Juegos Suramericanos Medellín 2010 y tras recibir minuciosos cuidados en canchas contiguas a la Unidad Deportiva, se realizó el proceso de resiembra de los capotes de gramilla.

El sábado 27 de febrero, una vez concluido el partido entre Medellín y Quindío, la cuadrilla de la Administración Municipal hizo el corte de la grama en piezas de 47 centímetros de ancho por 120 de largo para conservarla en buen estado y facilitar su reintegro. 

Pero, una vez terminó el acto de apertura de las justas continentales, se procedió a reimplantar los miles de capotes que se conservaron con sumo cuidado.

El reintegro inició a 11 de la noche del viernes 19 de marzo. Posteriormente, se hizo la verificación de los niveles topográficos con equipos de alta precisión y se niveló el terreno, de acuerdo con las exigencias de la Fifa. Después se abonó y con el rodillo se logró la compactación para evitar las ondulaciones en el terreno. 

El proceso continúa con abonos y agua, durante los próximos ocho días, tiempo que se estima para que el césped retome  su color verde natural. 

"La arenilla que está por debajo está preparada con abono. Fuera de eso después de poner la gramilla se aplana manualmente y después le pasamos el rodillo. Con buena agua, la grama 'pega' rápido", indicó uno de los trabajadores que anticipó que para el 31 de marzo, la gramilla estará en buen estado.

"Ahora nos preparamos para cumplir con todos los requisitos técnicos para el Mundial juvenil del año entrante. El compromiso sigue y vamos a tener una grama en óptimas condiciones", añadió el Administrador del Estadio, Giovanni Caro.

Después de la majestuosa ceremonia inaugural de los Juegos Sudamericanos, la gramilla volvió al corazón del Atanasio, de donde nunca más espera ser transplantada...

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para Futbolred
 

COMENTAR
GUARDAR