Pasto y Rionegro, por un triunfo que les permita ascender
Archivo

Pasto y Rionegro, por un triunfo que les permita ascender

Arrancaron el torneo con el rótulo de favoritos y todavía no han podido corresponder con buen fútbol y victorias. Es el partido para despegar y subir en la tabla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de marzo 2010 , 07:25 a.m.

Sin poder aún sumar como visitante, pero con la confianza de saber que en su patio es prácticamente intocable, Deportivo Pasto recibe la visita del Deportivo Rionegro este domingo en la tarde. Un interesante platillo futbolístico para los aficionados que asistirán a las tribunas del estadio La Libertad, de la capital nariñense, porque se trata de dos de los 'grandes' de la categoría del ascenso y, sobre todo, de aquellos llamados a ser protagonistas en la temporada. 

Y es que hasta ahora, precisamente, no han podido ser protagonistas. Pasto, que con el descenso debió resignar a las mejores fichas de la nómina del año pasado (los paraguayos Germán Centurión y Hugo Pablo Centurión y el colombiano Carlos Daniel Hidalgo, entre otros), todavía no encuentra una línea de rendimiento que le permita cosechar puntos a domicilio. Su campaña registra dos triunfos como local, el más reciente de ellos por 5-0 sobre Atlético La Sabana, y tres caídas como visitante.

Tras un comienzo dubitativo, el elenco dirigido por el antioqueño Hernán Darío Herrera pareció despertar de su letargo aquella tarde que le pasó por encima a un desconocido La Sabana. Sin embargo, ocho días más tarde volvió por sus andadas y cayó por 1-2 con Unión Magdalena, en un partido que fue bueno para ambos elencos, de acuerdo con los comentarios de la prensa samaria. Pero, más allá de jugar bien, el problema para los nariñenses es que no suman a domicilio y eso les impide acomodarse mejor en la tabla de posiciones del Torneo Postobón 2010.

A excepción del mencionado juego contra los sucreños, Pasto exhibe un déficit que sirve para explicar los inconvenientes sufridos hasta ahora: carece de poder ofensivo. En los restantes cuatro partidos que disputó, solo anotó 3 goles, síntoma de que algo no funciona. Contra Rionegro, que es uno de los visitantes más incómodos del certamen, un equipo con oficio que sabe cómo enredar al local y que muchas veces hace lo mismo con los árbitros, será una dura prueba.

Los antioqueños, ahora bajo la batuta de Wiston Cifuentes, han tenido una leve mejoría reciente y ocupan la sexta colocación, con 8 unidades, a 4 de los líderes Bogotá y La Sabana. En dos presentaciones por fuera de casa, los 'leones del oriente' todavía no perdieron y presentan un balance de un triunfo y un empate, con apenas un gol recibido. Eso habla a las claras del peligro que encarna este joven elenco, al que los serios problemas administrativos y económicos y el constante cambio de sede han perjudicado en el aspecto deportivo.

Los hinchas de cada uno de estos equipos están convencidos que tienen con qué llegar a la Primera A al final de la temporada. Sin embargo, hasta el momento, y con mucho camino por recorrer, ninguno de los dos ha respondido a las expectativas generadas. En todo caso, este es uno de los partidos más interesantes de la jornada, uno de aquellos que, a pesar de no ser considerado un clásico, nadie quiere perder.

 

 

COMENTAR
GUARDAR