Barranquilla-Bucaramanga, un partido con mucho en juego
Archivo

Barranquilla-Bucaramanga, un partido con mucho en juego

El cuadro costeño intentará recuperarse de la paliza que sufrió en Bogotá, durante la jornada anterior. El 'leopardo' espera poder despegar de manera definitiva.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de marzo 2010 , 12:52 p.m.

Un partido de alto riesgo es el que se jugará este sábado, desde las 3:30 de la tarde, en la capital del Atlántico. Los dirigidos por Álex de Alba, que eran los únicos invictos del torneo, cayeron estrepitosamente en la capital de la República: 0-6 con Bogotá.

Fue un equipo débil, sin alma, lleno de dudas y errores individuales y colectivos el que se vio ese día en el estadio Alfonso López Pumarejo, de la Universidad Nacional. Y dada la categoría del rival de turno, no será fácil hacerle pagar los platos rotos.

La irregularidad de los equipos del Torneo Postobón 2010 es algo impredecible. A pesar de las grandes diferencias que hay entre unos y otros en cuanto a nómina, experiencia, historia y tradición se refiere, en el campo de juego todos son iguales.

Por lo menos, hasta ahora ha resultado así. No solo es cierto que cualquiera le gana a cualquiera y que la distancia entre 'grandes' y 'chicos' es más real sobre el papel que en el césped, sino que el panorama puede cambiar radicalmente en solo 90 minutos.

De ello puede dar fe Barranquilla, que gozaba de excelente salud al cabo de los primeros cuatro partidos. El conjunto de De Alba había mostrado buen fútbol, no había perdido y parecía destinado a repetir buenas campañas del pasado.

Sin embargo, en el primer reto duro de verdad, cayó de manera escandalosa. Quizás haya sido simplemente una muy mala tarde de los costeño, pero eso es un interrogante que solo el tiempo responderá.

Habrá que ver, en todo caso, qué reacción ofrece Barranquilla. A veces, un golpe tan duro e inesperado no es fácil de superar y, entonces, el equipo entra en un bache que lo pone en aprietos.

Además, no sobra recordar que los mayores problemas de la temporada anterior para los barranquilleros se dieron, precisamente, en casa, donde le costó demasiado ganar. Su delantera, así mismo, no ha sido particularmente efectiva (4 goles en cinco partidos) y esa deficiencia puede provocar mayores dolores de cabeza.

Bucaramanga, por su parte, sigue sin convencer. La experiencia de sus refuerzos, sus pergaminos y la capacidad de un técnico como Miguel Augusto Prince, con amplia trayectoria en la A, no han sido suficientes para conducir al conjunto santandereano a los puestos de vanguardia.

Actualmente, el 'leopardo' está en el undécimo puesto, con 6 puntos (40 por ciento de rendimiento), con apenas 3 goles anotados y 3 recibidos. En pocas palabras, 'El Nano' no ha conseguido aún el tan ansiado equilibrio.

El problema es que a medida que pasan las fechas la presión es mayor para Prince y sus dirigidos. La afición bumanguesa y los medios de comunicación lanzaron campanas al vuelo antes de que el balón comenzara a rodar y ahora no encuentran explicaciones a este bajo rendimiento.

Y la única forma de callar las críticas es con triunfos, algo que le ha costado demasiado a Bucaramanga en este 2010: de hecho, solo ha conseguido uno en todo el año, incluidos los partidos de pretemporada.

El que pierda queda al borde de la crisis, así que no se espera un partido demasiado abierto. Es previsible que los técnicos ordenen esquemas timoratos con el fin de cuidarse la espalda y que se conformen mínimo con un empate que los deje seguir en carrera en busca de nuevas oportunidades. Con un triunfo, el local se pondría de nuevo cerca de los punteros, mientras que el visitante corre el riesgo de desplomarse en la tabla si regresa a casa con las manos vacías.

COMENTAR
GUARDAR