Centauros y Expreso Rojo, por una victoria que los saque del fondo
Archivo

Centauros y Expreso Rojo, por una victoria que los saque del fondo

Son los dos únicos equipos que, al cabo de cinco fechas disputadas, todavía no saben lo que es ganar en el Torneo Postobón 2010.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de marzo 2010 , 12:33 p.m.

Esa es una de las razones por las cuales Centauros y Expreso Rojo están hundidos en la parte baja de la tabla de posiciones, con 2 y 3 puntos, respectivamente.

Es una clara muestra de que todavía no adquieren el nivel necesario para sobresalir en una competencia que cada vez es más reñida y pareja, como esta del torneo de ascenso. Es, también, el precio que han pagado dos equipos que rebajaron el presupuesto, que les apostaron a los jóvenes de la cantera y a los refuerzos sin renombre.

El elenco llanero, que el semestre pasado se había convertido en uno de los protagonistas del certamen, al comandar su grupo a lo largo de la fase de clasificación y clasificar a los cuadrangulares después de un año de ayuno, no despega.

Le dieron continuidad al técnico Eduardo 'El Abuelo' Cruz, pero le desarmaron el equipo que había conformado el año anterior y, entonces, tocó volver a comenzar de cero y con menor potencial.

Algo parecido le ocurrió al equipo de Zipaquirá, que definió a última hora técnico y nómina. Es decir, le ha tocado armar el equipo sobre la marcha, a un costo muy elevado, porque en las primeras cinco jornadas acredita un rendimiento del 20 por ciento, con una pobre producción ofensiva.

Y, lo peor, sin síntomas de reacción, por lo que el ambiente en las toldas albirrojas no es el mejor. El año pasado, cerró la campaña con dos empates y dos victorias, pero hasta ahora en 2010 no ha podido celebrar.

Es uno de esos partidos en los que habitualmente puede más el miedo a perder que la necesidad de ganar y, por eso, se termina aburrido.

Centauros y Expreso Rojo deben ser conscientes de que, tras este breve receso por la jornada electoral que vivió el país, su misión es ganar tantos partidos como les sea posible para avanzar en la tabla, porque cualquier otra estrategia lo único que les garantizaría sería seguir hundidos en el fondo.

Este sábado, sobre el papel, la mayor obligación es para los llaneros, que se encuentran en casa, un estadio Manuel Calle Lombana (Macal) que ya no produce el respeto y el temor de otras épocas.

Los rivales de turno ya saben que el dueño de casa sucumbe a la presión, que el público no se caracteriza propiamente por el respaldo que brinda y que las duras críticas de los medios de comunicación han hecho mella en el ánimo del grupo de jugadores.

Centauros sumó, a punta de empates, en las dos últimas jornadas, tratando de marcar una tendencia positiva que todavía no convence a sus hinchas.

Como visitante, Expreso Rojo todavía no sumó en este torneo, un déficit que se hace más grave si se tiene en cuenta que como local no pudo ganar en tres presentaciones. Los pupilos de John Mauricio Roa necesitan sacudirse de esta mala racha y eso solo lo pueden hacer con un triunfo.

La alerta para los albirrojos es que, en caso de sufrir una derrota, y de que Academia sume en su partido contra Alianza Petrolera, pasarán a ser los nuevos coleros del certamen. 

COMENTAR
GUARDAR