Juventud y Unión Magdalena, con la obligación de ganar
Archivo

Juventud y Unión Magdalena, con la obligación de ganar

Apenas un punto separa a estos dos equipos que andan enredados de mitad de tabla para abajo, con apenas un triunfo y un pobre rendimiento defensivo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
19 de marzo 2010 , 12:29 p.m.

No camina como podría esperarse el Atlético Juventud de Óscar 'El Pájaro' Juárez. El técnico argentino asumió las riendas del equipo ahora afincado en Girardot a pocas horas del debut y no ha podido encontrar la nómina base que le garantice un rendimiento acorde con las aspiraciones de los aficionados.

Solo pudo conseguir un triunfo y su defensa se muestra muy floja, con 8 goles recibidos en 5 partidos, un promedio demasiado alto para un equipo que pretende ser protagonista.

Como es política de esta institución, Juventud siguió apostándole al producto joven de la cantera, con algunas adiciones de experiencia.

Sin embargo, esa mezcla aún no ha rendido los frutos esperados y, lo peor, la incómoda posición que ocupa en la tabla comienza a generar un ambiente difícil para un grupo que no tiene el recorrido para enfrentarse a estos avatares. Como en otros casos, el paliativo para todos esos males es una seguidilla de triunfos que lo pongan en aguas más tranquilas.

No es muy diferente la situación del Unión Magdalena, su rival de turno. El elenco samario, que mantuvo la misma nómina base del año pasado y también el cuerpo técnico encabezado por Carlos Silva, no consigue despegar todavía.

Acumula dos triunfos, ambos en casa, y tres derrotas, todas en condición de visitante. Si bien han sido partidos en los que, quizás, mereció mejor suerte, la realidad es que siempre se regresó a casa con las manos vacías.

El problema para el 'ciclón' es que perdió el equilibrio entre el poderío ofensivo y la seguridad defensiva, dos características que le permitieron sobresalir en el segundo semestre del año anterior.

Sin embargo, hasta ahora sus delanteros están con la pólvora mojada y a sus defensas cada error individual o colectivo se lo cobran por ventanilla. Y así, se sabe, es muy difícil obtener resultados positivos, más en un certamen como este, en el que la irregularidad es la tónica predominante.

Juventud está en una posición curiosa: a 3 puntos del octavo, pero a la misma diferencia del colero. Eso significa que un triunfo le permitirá meterse en una zona más tranquila, pero una derrota lo dejará en el lugar en el que nadie quiere estar.

Unión Magdalena necesita empezar a sumar de visitante, para que la campaña realizada en su casa no sea el único botín y para que la presión ejercida por su exigente afición se transforme en un aliento que lo impulse hasta los puestos de privilegio.

COMENTAR
GUARDAR