"A los árbitros no nos tratan como seres humanos": Ímer Machado
Archivo

"A los árbitros no nos tratan como seres humanos": Ímer Machado

El central casanareño le comentó sus impresiones y preocupaciones sobre el fútbol colombiano. Pidió respeto por el árbitro, pidió a los futbolistas mayor juego limpio y contó infidencias de su labor.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de marzo 2010 , 06:06 a.m.

Dice Eduardo Galeano que el trabajo del árbitro consiste en hacerse odiar. "Esa es la única unanimidad del fútbol: todos lo odian. Los derrotados pierden por él y los victoriosos ganan a pesar de él. Coartada de todos los errores, explicación de todas las desgracias. Los hinchas tendrían que inventarlo si él no existiera. Cuánto más lo odian, más lo necesitan"...

¿Entonces por qué siguen en el fútbol? ¿Son masoquistas acaso? Ímer Machado contestó: "a uno lo hace sentir orgulloso que va a ser la máxima autoridad dentro de un terreno de juego así en el estadio haya más de 45 mil espectadores. La decisión del árbitro no tiene apelación ni discusión".

Futbolred conversó con el juez nacido en Villanueva, Casanare, próximo a cumplir 37 años y que es el árbitro con mayor proyección en los últimos años en Colombia. Dice no ser el sucesor de Óscar Julián Ruiz y pidió emprender una campaña por el juego limpio en Colombia.

Futbolred: ¿En qué concepto tienen en el continente al arbitraje colombiano?


Ímer Machado: "El arbitraje colombiano tiene un concepto alto porque tiene un referente mundial como lo es Óscar Julián Ruiz, el cual ha abierto el camino para que los árbitros podamos trasegar en el arbitraje a nivel internacional con un buen nombre. El arbitraje a nivel sudamericano marca la pauta".

Futbolred: ¿Es calificado en el aspecto técnico el árbitro colombiano?


I.M.: "Yo creo que sí porque la liga colombiana es muy exigente. Nuestro torneo es uno de los que más exige al árbitro en Sudamérica puesto que nos presenta en la parte técnica, en la parte física, en la práctica arbitral, unas exigencias mayores. Esto ha hecho que la preparación sea muy alta para tener figuración a nivel internacional".

Futbolred: ¿esa alta exigencia se da porque el jugador colombiano finge faltas y los trata siempre de engañar?


I.M.: "He compartido con árbitros de otros países que me han dicho que en el fútbol colombiano se simula mucho y por eso nosotros vemos que cuando algún argentino, chileno, uruguayo o paraguayo les dirigen a clubes colombianos, vemos que pueden ocurrir faltas pero ellos prefieren dejar continuar la jugada porque consideran que es la simulación. Todos estamos comprometidos en trabajar duro contra esto porque es un cáncer que estaba acabando con el espectáculo en Colombia".

Futbolred: ¿qué no debe hacer el jugador para no acrecentar ese 'cáncer' que llama usted?


I.M.: "Aplicar el juego limpio en todos los aspectos deportivos. Respetar las reglas de juego, al adversario y al propio espectáculo. No es por ejemplo mandar un balón a tierra y el jugador entrega la pelota pero lo más cercano posible al área del adversario para apretarlo y presionarlo. Juego limpio es permitir que si un jugador tiene mayores habilidades que las mías y hace una finta para hacer el gol, se debe permitir que suceda pero acá se busca la manera de dañar el adversario y el espectáculo. Debemos hacer una campaña, con la promoción de los periodistas, para que el juego limpio impere en el fútbol colombiano"

.

Futbolred: ¿Qué le preocupa en su labor de impartir justicia en el fútbol colombiano?

I.M.: "Me preocupa el entorno que tiene un partido de fútbol. Nosotros los árbitros sufrimos mucho porque no se nos trata como a seres humanos que estamos expuestos a cometer un error. Las palabras con que se califica a los árbitros cada vez que cometes un error son de pícaro, ladrón, deshonesto. Yo creo que esto nos hace mucho daño. Ojala algún medio de comunicación emprendiera una campaña para darle al árbitro el status que se merece porque todos somos vulnerables a cometer un error. Tenemos que tomar decisiones en el instante, sobre la carrera aún en situaciones difíciles como malas ubicaciones. No tenemos tiempo de pensar ni de dudar.  Nosotros estamos acostumbrados a eso pero nuestras familias, hijos y amigos sufren mucho con eso. Si un jugador de fútbol se come un penalti en los últimos minutos y su equipo pierde, no pasa nada. Pero si el árbitro no lo pita, es un ladrón, un pícaro y se pone en tela de juicio su ética y su honradez. Deben entender que no tenemos tiempo de pensar ni de dudar".

Futbolred: ¿por qué entonces el amor por una profesión que es objeto de insultos y ultrajes? Pareciera que son masoquistas...


I.M.: "El arbitraje es una pasión y una pasión que requiere dedicación y cuidado como todas las profesiones. Es una pasión como el que escogió ser veterinario o cardiólogo y lo que más lo motiva es saber que va a dirigir un partido de fútbol. A uno lo hace sentir orgulloso que va a ser la máxima autoridad dentro de un terreno de juego así en el estadio haya más de 45 mil espectadores. La decisión del árbitro no tiene apelación ni discusión y eso lo motiva a uno porque son decisiones que no tienen discusión y esto nos obliga a prepararnos de la mejor manera".

Futbolred: ¿Se protege más al jugador habilidoso por su condición?


I.M.: "Yo tengo una teoría que me dice que la obligación del árbitro es proteger a todos los 22 jugadores y aplicar el reglamento dentro del terreno de juego. No hay excepción alguna. El árbitro debe analizar quien es el jugador mal intencionado, quien es más habilidoso. Todo debe incluirse en el examen técnico que se hace antes del partido. Pero proteger a alguien en especial no está estipulado en el reglamento".

Futbolred: ¿se siente el sucesor de Óscar Julián Ruiz?


I.M.: "Óscar Julián no tiene reemplazo. Ha hecho una carrera excepcional. Difícilmente alguien lo puede igualar o imitar. Yo le aprendo muchísimo y es un orgullo para el país tener un árbitro de estas características. Creo que los que venimos detrás tenemos que aprovechar al máximo sus enseñanzas para que a futuro se vea reflejado en el arbitraje colombiano".

Juan Diego Ortiz Jiménez
Especial para FUTBOLRED

 

COMENTAR
GUARDAR