En medio de una gran expectativa de los hinchas, Corinthians llegó a Bogotá
Archivo

En medio de una gran expectativa de los hinchas, Corinthians llegó a Bogotá

Los jugadores del equipo brasileño entrenaron en el estadio El Campín durante una hora aproximadamente. Roberto Carlos entró en contacto con la prensa en el escenario deportivo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de marzo 2010 , 04:14 p.m.

Desde las 4 de la tarde comenzaron a llegar al terminal aéreo seguidores, periodistas y otros curiosos que ante la aglomeración de gente se enteraron sobre el camino que a los pocos minutos pisaba territorio colombiano el afamado equipo de Brasil, que este miércoles jugará frente al Medellín en el estadio El Campín.

Una hora después se supo que Ronaldo, Roberto Carlos y compañía ya estaban en la pista a la espera de completar los trámites de inmigración en la capital colombiana. A la par aparecieron los motorizados de la policía con el fin de brindarle toda la seguridad del caso a los visitantes.

Tras la tediosa espera, finalmente antes de las seis de la tarde el bus apareció para tomar la avenida 26 rumbo al sector de Ciudad Salitre. Ya allí a la entrada del lugar de hospedaje del equipo albinegro se habían ubicado cerca de 100 personas para esperar a la delegación del Corinthians.

Finalmente a las 6 y 15 de la tarde llegó el automotor. La expectativa creció y uno a uno se fueron bajando los futbolistas dirigidos por Mano Menezes. Ahí y ante el acoso de los medios y de la gente, algunos de los integrantes de la delegación brasileña impidieron el contacto con las figuras.

Roberto Carlos apareció con la sonrisa que lo caracteriza, levantó la mano para corresponder a los saludos y pasó rápido al interior del hotel. Ronaldo, por su parte, se hizo esperar y fue el último en abandonar el bus. El ex jugador del Real Madrid y del Inter italiano, entre otros, también dejó ver su lado amable e incluso se le vio la intención de acercarse a la prensa, pero uno de los delegados de Corinthians lo apartó inmediatamente.

Así muchos seguidores que llegaron al Hotel Sheraton para conseguir una firma en sus camisetas o en objetos alusivos a Brasil se quedaron con las ganas. Solamente imágenes borrosas, ante la aglomeración y el forcejeo,  se llevaron de recuerdo.

Ya en la noche Corinthians se dirigió al estadio El Campín para reconocer el terreno y analizar las condiciones climáticas de la capital de la República, pensando en el reto que será el partido contra el DIM.

Finalizada la práctica, Roberto Carlos habló con los medios en una congestionada rueda de prensa. "Estamos muy contentos por el cariño que nos ha mostrado la gente. Ya del partido sabemos que va a ser muy difícil, que Medellín es un buen equipo y que va a ser muy complicado. Sin embargo, estamos preparados para hacer lo mejor y nuestra ilusión es llevarnos los tres puntos", dijo el jugador.

COMENTAR
GUARDAR