Rafael Benítez pierde la paciencia y Liverpool se queda sin tiempo
Archivo

Rafael Benítez pierde la paciencia y Liverpool se queda sin tiempo

El equipo está sexto con 48 puntos, uno por detrás del Manchester City y el Tottenham y con tres más que Aston Villa. Sin embargo, el Tottenham tiene un partido menos, el City dos y el Villa tres.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de marzo 2010 , 08:56 a.m.

A la temporada del fútbol inglés sólo le quedan dos meses, pero puede parecer mucho tiempo para el técnico del Liverpool, Rafael Benítez, quien alguna vez ganó una Liga de Campeones con el club pero ahora se conformaría apenas con un cuarto puesto en la Liga Premier.

Esa plaza le permitiría al Liverpool disputar la fase de clasificación para la Liga de Campeones el año que viene, aunque las pruebas recientes dicen que el equipo ha tenido problemas incluso para superar la fase de grupos.

El cinco veces campeón de Europa y subcampeón de la Premier el año pasado perdió el lunes 1-0 ante el Wigan Athletic, en un partido en el que además fue amonestado el capitán Steven Gerrard, quien podría recibir una sanción mayor después de que la televisión lo mostrara haciendo gestos al árbitro.

Presumiblemente, el resultado volvió a desatar la habitual ola de pesimismo mediático sobre Anfield, incluso aunque la derrota no se correspondió con el momento del equipo.

El Liverpool había perdido sólo uno de sus 10 últimos partidos de liga, y un triunfo contra el Wigan lo habría dejado nuevamente entre los cuatro primeros, aunque muy lejos del trío que encabeza la tabla: Manchester United, Chelsea y Arsenal.

Sin embargo, no se puede disimular que esta temporada ha sido una decepción enorme para un equipo que pretendía ser un aspirante serio al título, un galardón que United, Chelsea y Arsenal se han intercambiado en los últimos años.

En la liga inglesa, los 'Reds' han perdido nueve partidos, fueron eliminados en la Copa FA y en Europa debieron conformarse con pelear por la Liga Europa tras quedar fuera de la Liga de Campeones.

DESCONTENTO Benítez, que guió al Liverpool a obtener un inesperado título en la Liga de Campeones del 2005, ha defendido a su equipo casi de manera monótona durante toda la temporada, pero el lunes pareció que su paciencia se acabó.

'Tengo que estar verdaderamente decepcionado, y no puedo estar contento tras perder un partido como este. Uno tiene partidos buenos y malos, pero sobre todo en ese momento, en un momento crucial, podríamos haberlo hecho mejor', dijo el técnico español a periodistas.

'Es una cuestión de analizar por qué no mostramos el carácter que teníamos que demostrar en la primera parte', agregó.

Los 12 goles marcados fuera de casa y los 45 en todas las competiciones quedan lejos de los 77 anotados en todo el año pasado. Para mejorar su capacidad goleadora, el equipo necesita desesperadamente un socio importante que pueda acompañar a un Fernando Torres propenso a lesionarse.

 

Reuters

COMENTAR
GUARDAR