Detenido el árbitro de fútbol más famoso de China por corrupción
Archivo

Detenido el árbitro de fútbol más famoso de China por corrupción

Lu Jun, más conocido como el 'Silbato de Oro', pitó en el Mundial de Corea-Japón 2002.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de marzo 2010 , 02:51 a.m.

La policía china detuvo a cuatro árbitros de la liga nacional por su presunta implicación en la red de apuestas y amaño de partidos que golpeó al fútbol de China en los últimos meses, informó la prensa oficial.

Lu, que pitó en el Mundial 2002, y otros tres compañeros son los primeros árbitros implicados en el escándalo, que ya se saldó  con la detención de más de una veintena de altos cargos, entrenadores y futbolistas, entre ellos dos ex vicepresidentes de la Federación.

Los cuatro colegiados fueron trasladados para su interrogatorio a la provincia nororiental de Liaoning, donde se llevan a cabo las investigaciones (y donde se encontraba el centro de la red ilegal), informó el diario "China Daily".

El actual vicepresidente ejecutivo de la Asociación China de Fútbol, Wei Di, subrayó que era "predecible" que el colectivo arbitral estuviera implicado en el caso, que dejó el fútbol chino en uno de sus momentos de mayor desprestigio.

Wei llegó a admitir que la investigación de la red corrupta podría crear escasez de colegiados en el próximo campeonato liguero chino (que se juega desde la primavera hasta el otoño), por lo que se considera la posibilidad de contratar árbitros de otros países.

El directivo reconoció la triste situación actual del fútbol chino, y aseguró que "sólo una completa destrucción puede permitir una completa reconstrucción".

"China Daily" incluso aporta una lista de "precios" para comprar partidos en la liga china: según su información, cuesta unos 15.000 dólares (11.000 euros) sobornar a un árbitro, o unos 75.000 dólares (55.000 euros) comprar a todo un equipo en un partido.

Paradójicamente, la selección nacional china logró en febrero uno de sus primeros triunfos internacionales, la Copa del Este de Asia, logrando imponerse a naciones de la zona tradicionalmente de mayor calidad, como Japón o Corea del Sur.

China sólo disputó un Mundial, el de 2002, y ni siquiera ganó nunca la Copa de Asia, aunque fue finalista del campeonato continental en dos ocasiones, la última de ellas en 2004.

EFE

COMENTAR
GUARDAR