Frente a Itagüí, Expreso Rojo espera despegar en la temporada 2010
Archivo

Frente a Itagüí, Expreso Rojo espera despegar en la temporada 2010

El local es uno de los tres equipos que todavía no ganó en la campaña y el que menos goles anotó, mientras que el visitante viene en alza.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de marzo 2010 , 09:42 a.m.

No es buena la labor cumplida por los albirrojos en este arranque del Torneo Postobón 2010, en el que aún no conocen la victoria. Su balance es de dos empates, ambos en casa, y dos caídas. Además, los dirigidos por Luis Herney Melo apenas anotaron 2 goles en 360 minutos, es decir, uno cada dos partidos, para convertirse en el equipo de peor producción ofensiva al lado de Unión Magdalena y Academia. Y, para colmo de males, recibe la visita de uno de los principales candidatos al título.

Después de la irregular campaña que lo dejó fuera de los cuadrangulares el segundo semestre del año anterior, y que provocó la salida de una gran cantidad de jugadores de la plantilla, especialmente los más experimentados, Expreso Rojo no levanta cabeza. De hecho, con apenas 2 puntos (16,7 por ciento de rendimiento), el elenco de Zipaquirá ocupa la decimasexta plaza, por encima nada más de Dépor y Centauros. Una situación que, obviamente, incomoda a su hinchada y genera una presión adicional sobre el grupo de futbolistas.

Hay preocupación en Zipaquirá y es que las razones sobran. Todavía no se le ve cara al elenco albirrojo y ni siquiera el factor altura le ha servido para sumar la primera victoria de la campaña. El poder ofensivo del equipo es mínimo y la defensa no se muestra tan sólida como debiera, así que los hinchas no encuentran motivos para comenzar a confiar en esta versión. Pero, claro, es muy largo el camino que falta por recorrer y, así, siempre existe la esperanza de retomar la senda de los buenos resultados.

Y, en ese sentido, la visita de un grande de la categoría como es Itagüí siempre representa una motivación adicional. Un triunfo sobre las 'águilas doradas' puede convertirse en el revulsivo que Expreso Rojo necesita para reaccionar y comenzar a ascender en la tabla de posiciones. Por el contrario, una nueva derrota, esta vez en casa, podría desencadenar decisiones drásticas por parte de los directivos.

La otra cara de la moneda es el cuadro de Álvaro de Jesús Gómez, que tras un comienzo dubitativo se encarriló y ha sumado en sus tres últimas presentaciones. Viene de quitarle el invicto a Patriotas en un buen partido y no está lejos de los puestos de vanguardia, donde lo quieren ver sus hinchas. En efecto, un triunfo en la capital salinera dejaría a los antioqueños muy cerca del primer lugar y con la confianza renovada.

Este es uno de esos partidos que sobre el papel muestra la balanza inclinada claramente a favor de uno de los protagonistas, pero que en el terreno de juego el desarrollo puede resultar completamente diferente. El peor error que podría cometer Itagüí es el de confiarse, pues los antecedentes indican que, por tradición, Expreso Rojo es un local fuerte, así los resultados recientes no lo demuestren. Ese es el morbo que tiene el encuentro que está previsto para las 3:30 de la tarde de este sábado en el estadio Los Zipas.

 

COMENTAR
GUARDAR