Uruguayo Juan Castillo y Jorge Bolaño, los fichajes más sonoros para 2010
Apuestas Futbolred
Archivo

Uruguayo Juan Castillo y Jorge Bolaño, los fichajes más sonoros para 2010

El arquero del Cali llegó procedente del Botafogo, de Brasil, y participó con la Selección de Uruguay en la pasada eliminatoria mundialista. El samario viene del Modena italiano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de enero 2010 , 11:59 a. m.

El torneo del fútbol profesional colombiano versión 2010 comenzará el próximo sábado y desde ya se siente la expectativa de los hinchas de nuestro país por volver a los estadios y comprobar cómo se armaron los 18 equipos.

Y haciendo un arqueo por cada una de las plantillas de los clubes nacionales, se confirma una vez más que los tiempos en los que había grandes presupuestos para armar los planteles con figuras de talla internacional son cosa del pasado.

Así, para el Apertura 2010 se presentaron fichajes normales, dentro de los que se destacan las contrataciones del arquero uruguayo Juan Guillermo Castillo, de 31 años, quien tiene como su carta de presentación haber sido en múltiples oportunidades seleccionado por su país para competencias como la Eliminatoria mundialista rumbo a Suráfrica.

Aparte comenzó su carrera profesional en Defensor Sporting, club de la primera división, en el año 1999. Luego pasó por Huracán Buceo en el año 2001, para nuevamente regresar al club violeta. A mediados de 2006 comenzó a jugar con el Club Atlético Peñarol y para la temporada 2008 firmó contrato con el Botafogo de Brasil.

Jorge Bolaño, por su parte, tiene recordación en la retina de los aficionados nacionales por su paso por el Junior de Barranquilla, en el que nació para el balompié de primera división en 1993. Gracias a su buen rendimiento y a sus convocatorias a las selecciones Colombia de menores y de mayores, fue transferido al Parma italiano.

Allí jugó entre 1999 y 2002 y al año siguiente pasó al Lecce para volver a defender los colores de los parmesanos. De allí fue transferido a Sampdoria y posteriormente cerró su ciclo en el fútbol italiano en el Modena, de la serie B.

Ya en el presente año y tras conocer el interés del Cúcuta Deportivo, el samario de 32 años selló su contrato para regresar y continuar su carrera en Colombia.

Al analizar otras contrataciones de cierta importancia se debe registrar la vuelta a los estadios nacionales de jugadores que figuraron recientemente como Dayro Moreno, quien llega tras un paso por Steaua de Bucarest, de Rumania, al Once Caldas.

El cuadro blanco de Manizales, que armó un equipo de lujo para afrontar la Copa Libertadores y el torneo local, también repatrió al arquero Luis 'Neco' Martínez (estaba inactivo después de haber actuado en Turquía) y al volante Jaime Castrillón. El ex DIM estaba adelantando su carrera en el Nanchang, de China.

Otro que vuelve es Malher Tressor Moreno, quien a pesar de haber tenido ofertas de Chacarita Juniors e Independiente, de Argentina, decidió con la mano puesta en el corazón para regresar al Deportivo Independiente Medellín.

Junior, ante la salida de Teófilo Gutiérrez al fútbol de Turquía, le volvió a apostar a la capacidad goleadora de Martín Arzuaga. 'El Toro' hizo parte de las nóminas del San Martín y Juan Aurich, en el 2009.

Los extranjeros también tienen su espacio


Tal y como sucedió en temporadas recientes, los futbolistas extranjeros que llegan al país no son grandes figuras. En ese aspecto Nacional contrató al delantero argentino Marcos Mondaini; Once Caldas trajó a un seleccionado venezolano como Osvaldo Vizcarrondo; Equidad le dio la confianza al peruano Renzo Sheput y el Deportes Quindío aprovechó para devolver a las canchas colombianas al goleador paraguayo Carlos Villagra, de grato recuerdo para los hinchas del Pasto por el título del 2006.

Millonarios, por su parte, en medio de una crisis institucional salió al mercado y trajó al arquero uruguayo Juan Obelar, al volante paraguayo Esteban Ramírez y al delantero Hernán Boyero. Los tres son una total incógnita.
 
Los futbolistas de otras nacionalidades tienen como misión hacer un nombre y ganar un prestigio y un espacio en Colombia. Y es que algunos jugadores venidos del exterior llegaron para quedarse.
Ejemplos claros como los del paraguayo Germán Centurión, transferido del Pasto a Santa Fe; del argentino Hugo Pablo Centurión, salió del club pastuso y pasó al Tolima, y del brasileño Anselmo de Almeida, quien dejó al Pereira para vestir los colores del DIM, confirman dicha afirmación.

La llegada de Umaña al Junior y de JC Osorio al Once Caldas, lo más destacado en cuanto a los técnicos

Es evidente que Umaña tiene un reconocimiento nacional por lo hecho no solamente a lo largo de carrera, primero como jugador y después como técnico, sino también por haber sacado campeón al América con las uñas en el segundo semestre de 2008.

Para este 2010 el vallecaucano recibió la confianza del Junior, club que se suma a su amplio recorrido como DT que incluye equipos como Once Caldas, Santa Fe, Millonarios, Deportes Quindío y Centauros, entre otros.

Ahora en Barranquilla deberá refrendar su condición y sus conocimientos. La participación en la fase de repechajes de la Copa Libertadores, en la que los 'tiburones' se medirán con Racing, de Uruguay, será la primera prueba de fuego para Umaña.

Otra contratación que causa expectativa es la del profesor Juan Carlos Osorio, el flamante entrenador del Once Caldas. El risaraldense vuelve al país tras su experiencia en el balompié estadounidense, en donde trabajó en Chicago Fire y New York Red Bulls.

Osorio dejó un grato recuerdo por lo hecho con Millonarios en el final de 2006 y en los primeros meses de 2007.

Deportivo Cali fue otro de los equipos que cambió de timonel. Ante los malos resultados de José 'Cheché' Hernández, los dirigentes 'azucareros' le apuestan a un nuevo proceso bajo la batuta del experimentado Jorge Luis Bernal.

El tolimense contó con suerte, ya que a pesar de haber descendido con el Pasto, encontró trabajo en la institución vallecaucana, una de las de mayor respeto en el país.


COMENTAR
GUARDAR