Bucaramanga se refuerza a lo grande para el torneo de la B de 2010
Apuestas Futbolred
Archivo

Bucaramanga se refuerza a lo grande para el torneo de la B de 2010

Jersson González, Hilario Cuenú, Jose 'El Mono' Herrera y Milton Patiño, nombres que se sumaron al equipo santandereano. En las últimas horas sonó con fuerza el nombre de Léider Preciado.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de enero 2010 , 08:38 a. m.

Tras el descalabro del primer semestre de 2009, cuando el conjunto entonces dirigido por Jesús 'Kiko' Barrios fue el mejor de la fase de clasificación, pero fracasó estruendosamente en los cuadrangulares (ganó un partido y perdió los otros cinco), la directiva decidió 'cortar por lo sano': salió de los jugadores de experiencia, obviamente los más costosos de la nómina, y asumió el segundo semestre con una nómina joven. Si bien en esta oportunidad sí se llegó a la final (que se perdió con Cortuluá), la lección quedó aprendida: para conseguir el ascenso faltaron jugadores de experiencia.

Al final del año, cuando mayor exigencia física, futbolística y mental había, a los jóvenes el compromiso les quedó grande. Si bien esa falencia no se notó contra el novato Atlético La Sabana, fue evidente contra Cortuluá, en la gran final de la B, y luego frente al Deportivo Pereira, en la fase de Promoción.

El trabajo defensivo de vino abajo con las suspensiones de Diego Peralta y a los delanteros, que tenían la mejor cuota a lo largo de la campaña, se les 'mojó la pólvora'.

Esa situación adversa le costó el puesto al técnico Barrios, que fue reemplazado por otro viejo conocido del equipo y de la afición: Miguel Augusto Prince. 'El Nano', como se le conoce en el ambiente futbolístico, llegó para dar una mano al equipo de su tierra y, en lo posible, obtener el título para regresar a la Primera A.

Y de la mano de su arribo llegaron también los cambios notorios: la mayoría de los refuerzos confirmados hasta ahora son jugadores de experiencia.

Las principales novedades son el delantero José 'El Mono' Herrera, que ya en el pasado lució la casaca amarilla del Bucaramanga; el uruguayo Luis Daniel Gamarra, un volante creativo que llegó al país para Independiente Santa Fe y luego militó en Real Cartagena y Patriotas; el portero Milton Patiño, que fue campeón con Atlético Nacional en las temporadas 1991, 1994 y 1999 y que en la campaña anterior militó en Millonarios; y los defensores Jersson González e Hilario Cuenú.

La semana pasada, cuando Prince comenzó trabajos de pretemporada, a estos conocidos se agregaron Máicol Balanta, joven delantero que el año pasado jugó en Centauros, y el talentoso volante Sebastián Ramírez, del registro del Bogotá FC.

"Estamos muy satisfechos por la calidad de los jugadores que hemos podido confirmar", expresó Gabriel Carrillo, gerente deportivo del elenco bumangués. El directivo, en todo caso, dejó en claro que el libro de pases del Bucaramanga todavía no se ha cerrado y que tratarán de darle gusto en todo al técnico Prince.

En las últimas horas, inclusive, circuló con fuerza un rumor que, con seguridad, provocaría gran conmoción en el ambiente de la Primera B: el goleador Léider Calimenio Preciado, ex Santa Fe, Once Caldas, Deportivo Cali, Deportivo Quito y América podría convertirse en refuerzo búcaro.

Al parecer, las negociaciones están bastante adelantadas al punto que en el fin de semana se le realizaron los exámenes médicos en la capital de la República, hasta donde se desplazó el médico Jorge Marín.

'El Mono' Herrera nació en Santa Marta el 10 de septiembre de 1976 y debutó en la primera división con el Unión Magdalena en 1998. Tras dos temporadas, probó suerte en el fútbol del exterior, en el Argentinos Juniors. Sin embargo, no cuajó y solo pudo actuar en el torneo de reservas. De regreso al país, vistió las camisetas del Atlético Junior y el América de Cali, antes de volver al club de sus comienzos, del Unión. Con el descenso del elenco bananero, Herrera volvió al exterior, esta vez a Perú, para jugar en Melgar y Sports Boys.

Su primera etapa en Bucaramanga se dio en el primero semestre de 2008, antes de vincularse al Macará, de Ecuador. En el segundo semestre de ese año, pasó a las filas del Colegio Nacional de Iquitos peruano, en el que actuó hasta finales de 2009. Ahora, confiado en su experiencia y su cuota de gol, el técnico Prince lo llamó de nuevo para que reforzara el ataque 'leopardo'.

Gamarra, por su parte, nació el 9 de diciembre de 1975 en Montevideo (Uruguay). Debutó como profesional en 1999, con los colores del Bella Vista de su país. En 2002 pasó a Tacuarembó, para regresar un año más tarde a su club de origen. Su último equipo en Uruguay fue el Tanque Sisley, del cual fue transferido en 2004 al Cienciano de Cuzco, en Perú.

Allí logró un gran nivel, al punto de convertirse en figura del elenco que ganó ese año la Recopa Suramericana enfrentando al River Plate Argentino. En 2005 llegó a Santa Fe, pero dos lesiones en cada una de las rodillas le impidieron mostrar su talento.

Tras dos temporadas con muy pocos partidos jugadoras, y ya recuperado de sus lesiones, emigró al Real Cartagena, en el que militó en 2007 y 2008. El año pasado lució los colores del Patriotas en la Primera B y se distinguió como el jugador más veces amonestado a lo largo de la temporada. Ahora, por pedido expreso del técnico Prince, llega a Bucaramanga, su cuarto equipo en suelo colombiano.

Desde que apareció en la rama profesional en 1993, Patiño actuó en Nacional, Junior, Quindío, Tolima, América, Pasto y Millonarios, lo que representa una alta dosis de experiencia que para el técnico Prince es imprescindible.

Mientras, González, en cuya hoja de vida figuran América, Galatasaray de Turquía, River Plate de Argentina y Boyacá Chicó, regresa a la B, en la cual militó con Tolima cuando solo contaba 18 años. Esa columna vertebral de experiencia la completa el zaguero Hilario Cuenú, que antes vistió las casacas de Cortuluá, Santa Fe, Nacional, América, Tolima, Junior y Huila.

Los otros refuerzos 'canarios' son el lateral derecho Elvis Perlaza, los defensas centrales Rafael Márquez (viene de Real Cartagena) y Elkin Amador (estaba en Venezuela), el volante Ramón Iriarte (Real Cartagena), el creativo Sebastián Ramírez (Bogotá) y el delantero Máicol Balanta (Centauros).

Ellos se unen a la base del año pasado conformada, entre otros, por Omar Rodríguez, Luis Moreno, José Valoyes, Yeison Chacón, Roberto Lincona, Brayan Caicedo y el goleador Marlon Francisco Díaz.

Está claro que Bucaramanga no quiere seguir en el ahora denominado Torneo Postobón y que su aspiración es la de participar en la Liga Postobón de 2011. Se reforzó a lo grande y ahora solo resta ver que el técnico Prince logre conformar un verdadero equipo ganador.

Carlos Eduardo González
Especial para FUTBOLRED 


 

COMENTAR
GUARDAR